30 oct 2020

Ir a contenido

El Gobierno acusa a Torra de vivir en el "descontento permanente"

Montero afea al 'president' que siga con su "lucha política" incluso en plena pandemia

Pilar Santos

Los ministros Salvador Illa y María Jesús Montero, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, a su llegada a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Los ministros Salvador Illa y María Jesús Montero, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, a su llegada a la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. / EFE / J. J. GUILLÉN

El Gobierno no ha querido entrar en la crítica que lanzó el 'president', Quim Torra, sobre los criterios de reparto de la transferencia de 16.000 millones de euros que hará a las comunidades autónomas para hacer frente a los gastos que ha supuesto frenar la pandemia. Torra aseguró el domingo que el Ejecutivo central "asfixia a Catalunya" y pidió 15.000 millones de euros solo para la Generalitat catalana para compensar las pérdidas en el sector turístico, comercial, cultural y de las entidades sociales.

Tras el Consejo de Ministros de hoy, la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que la expresión que utilizó el presidente de la Generalitat de Catalunya le recuerda al "España nos roba" y le ha afeado que viva en el "descontento permanente". Montero ha añadido que ve a Torra "empeñado" en su "lucha política" por la independencia incluso cuando ahora "el conjunto del país" está "concentrado en la lucha contra el covid-19". 

Montero ha explicado que el Gobierno no solo ha puesto a disposición de comunidades los 16.000 millones del fondo no reembolsables, sino que suma ya una "cantidad histórica", al alcanzar los 24.500 millones después de: la actualización de las entregas a cuenta, los 300 millones que transfirió el Ministerio de Sanidad, otros 300 millones que transfirió el Ministerio de Políticas Sociales y las becas comedor. Para ello, ha subrayado, la Moncloa ha tenido que endeudarse y asumir déficits con el fin de hacer llegar esos recursos a las autonomías y que estas no vieran perjudicadas sus cuentas públicas. Esos fondos, según ha pedido el Ejecutivo central, deben ir a costear las inversiones en sanidad educación

La ministra cree que el mejor síntoma de que el reparto ha sido "equitativo y justo" es que ningún territorio está plenamente contento con el reparto de los fondos. Según Montero, si se hubiera producido el reparto a medida de un territorio, eso habría sido a costa de otro. 

La respuesta a la respuesta vino via Twitter. El mismo Torra respondió a Montero que esos 16.000 millones coinciden con el déficit fiscal catalán. Es decir, la diferencia anual entre lo que el Estado recauda en Catalunya y lo que invierte. En palabras de Torra, «un expolio fiscal insoportable». «Precisamos todos los recursos para garantizar los puestos de trabajo de los catalanes», escribió el jefe del Executiu
Incluso el socio, y por eso enemigo de Torra, ERC, cerró filas con el ‘president’. Pere Aragonès afirmó que Catalunya «necesitamos recursos y los recursos los generan los ciudadanos de Catalunya. Y no iremos a discutirnos con otro territorio. Simplemente lo que estamos diciendo es: necesitamos el máximo de recursos porque son para la salud, para la enseñanza, para la protección social. Los recursos que se generan en Catalunya, mejor que  se gestionen en Catalunya».
Están las relaciones entre ambos gobiernos más frías que de costumbre? Quizá no. Preguntada sobre la mesa de diálogo entre ejecutivos, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, afirmó que la Generalitat no «rehuirá nunca del diálogo, más allá de que se hayan podido romper ciertas confianzas» con el Gobierno central.