12 jul 2020

Ir a contenido

Podemos reprocha al PSOE retirar del diario de sesiones una crítica de la CUP a la monarquía

Echenique asegura que siempre se ha permitido "gruesas afirmaciones" sobre el Gobierno o las instituciones del Estado

Miguel Ángel Rodríguez

El portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, Pablo Echenique

El portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, Pablo Echenique

La concesión del premio Príncipe de Asturias a los sanitarios que han enfrentado al covid-19 ha levantado polémicas este jueves en el Congreso de los Diputados. La parlamentaria de la CUP Mireia Vehí ha explicado en la Cámara baja que, tras conocerse este galardón, se inició un movimiento en Twitter en el que profesionales sanitarios "decían 'no quiero premios de ladrones'", en referencia a la monarquía. El vicepresidente primero del Congreso, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Célis, ha pedido a la diputada catalana que retirase esas palabras y tras la negativa ha anunciado que no se registrarán en el diario de sesiones. Un gesto que no ha gustado nada a Unidas Podemos que ha presentado un escrito para dejar clara su disconformidad. 

Aprovechando su intervención en el debate sobre la conocida 'Tasa Google', la diputada de la CUP ha señalado que el pasado miércoles "empezó una campaña por Twitter de muchos sanitarios que decían 'no quiero premios de ladrones'". Además, ha asegurado que "si los señores Borbones pasan por los juzgados" habrá muchos más recursos públicos. Tras su discurso, Gómez de Célis se ha referido al artículo 103 del reglamento del Congreso relativo a las llamadas al orden a los parlamentarios cuando "profirieren palabras o vertieren conceptos ofensivos al decoro de la Cámara o de sus miembros, de las Instituciones del Estado o de cualquiera otra persona o entidad".

 El portavoz de los morados, Pablo Echenique, asegura, en un escrito registrado en el Congreso al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, que Vehí era "se limitaban a describir una campaña en redes sociales de sanitarios referente" a los Reyes. Según apunta el dirigente de Unidas Podemos, estan sorprendidos debido a que el criterio habitual de la presidenta de la Cámara, Mertixell Batet, "ha permitido a los grupos de la oposición, de forma habitual y reiterada, hacer gruesas afirmaciones sobre los miembros del Gobierno de España, que son tan institución del Estado, como mínimo, como la Casa Real, según nuestro ordenamiento constitucional". 

Así, considera que la decisión de Gómez de Célis, que en ese momento presidía la sesión en ausencia de Batet, ha resultado "discreccional" y ha solicitado que "se retome el habitual modo de proceder basado en la libertad de expresión de todos los grupos".