Montilla deberá comparecer en el Parlament por su fichaje en Enagás

Cs, JxCat, ERC y la CUP solicitan explicaciones sobre su nuevo cargo y el uso de la oficina del 'expresident'

El expresidente de la Generalitat José Montilla, en Barcelona.

El expresidente de la Generalitat José Montilla, en Barcelona. / CARLOS MONTAÑÉS

1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

El 'expresident' de la Generalitat, José Montilla, deberá comparecer en la comisión de asuntos institucionales del Parlament para "rendir cuentas por su incorporación al consejo de administración de Enagás".

CsJxCatERC y la CUP solicitaron su comparecencia después de conocer su nuevo cargo (aún pendiente de ser aprobado por la junta de accionistas), pese a que Montilla explicó la semana pasada que dejará de percibir su pensión como exjefe del Govern al fichar por Enagás. "Nunca he utilizado ni utilizaré medios y espacios públicos para actividades privadas", sentenció el expresidente en Twitter: "Los que dicen lo contrario mienten", aseguró.

El diputado anticapitalista, Carles Riera, sostuvo en un mensaje a los medios que se trata de un caso de "puertas giratorias y duplicidad de cargos y sueldos, y de incorporación a una de las empresas que vulneran el derecho de toda la población a disponer de los suministros básicos". ERC cuestionó también la asignación económica vitalicia que percibe como exlíder del Govern y criticó "las puertas giratorias".

Por su parte, el portavoz de JxCat en el Parlament, Eduard Pujol, tachó de "error grave" el fichaje del expresidente porque implica "mezclar lo público y lo privado". En declaraciones a Ràdio 4, Pujol afirmó que "la ética y la estética en política son fundamentales" y Montilla "debería tener muy claro" el valor de la institución que ha representado.

Noticias relacionadas

La líder de los 'comuns', Jéssica Albiach, pidió a Montilla que renuncie a su oficina de expresidente por "decencia". "Las puertas giratorias no son éticas y además son sospechosas", escribió en las redes sociales.

La bancada naranja también se quejó del fichaje. El presidente de este grupo parlamentario, Carlos Carrizosa, criticó al PSC acusándole de "haber interiorizado malas prácticas de los líderes separatistas". Cs pidió apoyo al resto de partidos para impulsar una ""proposición de ley de supresión de todos los privilegios, incluidas las oficinas de los expresidentes".