05 jul 2020

Ir a contenido

ERC pacta con Sánchez abstenerse en la votación de la prórroga de la alarma

Torra carga contra Aragonès, su vicepresidente y negociador de Esquerra, y se desvincula del pacto

Los socialistas se comprometen a que en la fase 3 sean las comunidades quienes tomen las decisiones

Miguel Ángel Rodríguez Fidel Masreal

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufian, en un pleno pre-covid19,  el pasado mes de mayo en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el portavoz de ERC, Gabriel Rufian, en un pleno pre-covid19,  el pasado mes de mayo en el Congreso. / EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

Pedro Sánchez sigue atando los apoyos necesarios para aprobar en el Congreso una nueva prórroga del estado de alarma, la última según los socialistas, que dure hasta el 21 de junio, coincidiendo con el final de la desescalada en la mayor parte del territorio. A última hora de este sábado, el presidente del Gobierno cerró un acuerdo con ERC para que pase del 'no' a la abstención en la votación del próximo miércoles, asegurándose la aprobación de la ampliación. Entre las condiciones que recoge el pacto está la cogestión de la desescalada con las autonomías y la participación de la Generalitat en la administración de los fondos europeos para la Reconstrucción.

Pese a que Sánchez no compareció este sábado, rompiendo la dinámica de los últimos meses, para anunciar su intención de ampliar 15 días más la medida excepcional, las negociaciones para obtener el visto bueno del Congreso siguieron de manera discreta. El propio presidente del Gobierno estuvo en contacto con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. En el acuerdo, fruto de ese diálogo, el Gobierno se compromete a que esta sea la última ampliación de la medida extraordinaria y que, una vez los territorios alcancen la fase 3 corresponderá a las comunidades "la condición de autoridad competente delegada para la adopción y la ejecución de las medidas de dicha fase, con la única excepción de las referidas a la libertad de circulación". En un comunicado, los de Oriol Junqueras aplaudieron el avance que supone en el "retorno pleno de competencias".

Reformas legislativas

El acuerdo difundido también recoge que el Gobierno trabajará en las reformas legislativas necesarias para "que se evite la implantación del estado de alarma los próximos meses, incluso en el caso de rebrote, de manera que se respeten a partir de este momento los derechos fundamentales y las libertades". Así mismo, y como ya pactaron el PSOE y Cs hace una semanas, se desvincularán del estado de alarma las "propuestas económicas y sociales que tendrán que adoptarse para superar los efectos de esta crisis».

En materia económica, republicanos y socialistas negociaron que las comunidades participen en la gestión de los fondos para la reconstrucción que se están pactando esta semana en la Unión Europea. Además, el Gobierno se comprometió a que los trabajadores de empresas de la Conca d’Òdena que viven fuera de la zona y que no pudieron ir a trabajar cuando estaba el territorio confinado "tendrán una prestación equivalente a los que viven dentro de la zona".

Choque político

Pese a que ERC trató de vincular el acuerdo a una reactivación de la mesa de diálogo asegurando que el Gobierno "ya ha expresado públicamente su voluntad de volver a reunir" este órgano cuando se alcance la llamada nueva normalidad, el pacto no fue bien recibido por JxCat.

Fuentes del Govern apuntaron que el ‘president’ de la Generalitat, Quim Torra, no se siente vinculado por este acuerdo con Sánchez y que no entienden cómo "el vicepresidente de un gobierno independentista contribuye a alargar la situación que impide tener las competencias".