Iglesias asegura que dijo "la verdad" al acusar a Vox de querer dar un golpe de Estado

El presidente dice que se "equivocó" al caer en la "provocación" de la formación ultra

Iglesias asegura que dijo la verdad a Vox al acusarle de querer dar un golpe de estado. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Pilar Santos

El vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, dijo este viernes que se equivocó en el Congreso cuando acusó a Vox de querer dar un golpe de Estado, porque cayó en "una provocación". En todo caso, añadió, dijo "la verdad". 

En una rueda de prensa en la Moncloa, el número tres del Gobierno evitó pedir perdón por la acusación y el tono usado en su cara a cara con el portavoz de la formación ultra, Iván Espinosa de los Monteros. Iglesias lamentó que ese episodio, que se produjo en una de las sesiones de la comisión de reconstrucción, quitara el "foco" sobre el contenido del debate. "Hoy no me volveré a equivocar. El tema hoy es el ingreso mínimo vital", añadió en referencia a la nueva prestación que acababa de aprobar el Consejo de Ministros

El líder de Podemos ha protagonizado esta semana dos choques verbales con la oposición. La víspera mantuvo un agrio debate con la portavoz del grupo parlamentario del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, en la tribuna del Congreso. La diputada aseguró que el padre del vicepresidente "es un terrorista", una afirmación en la que se reafirmó al día siguiente. Preguntada sobre el ambiente de crispación de la política española, la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, consideró que se debe a que los partidos de derechas están instalados en una "estrategia de la crispación", una actitud que atribuye a su dificultad para "digerir" la victoria de la izquierda en unas elecciones. Montero aconsejó al PP en concreto a "arrimar el hombre" y dejar el "ruido". 

Desde ese partido, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, censuró de manera implícita a Álvarez de Toledo al advertir de que sería "un grave error" que la oposición cayese "en las provocaciones" del Gobierno y "también perdiese los papeles".

El cese de Pérez de los Cobos

Te puede interesar

El gran tema de la semana, el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos por parte del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por falta de confianza, también salidó en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. En el turno de preguntas, a Iglesias se le pidió que aclarara si se refería al coronel cuando, el miércoles, afirmó en la tribuna del Congreso que el PP había "puesto en valor a un viejo guardia civil que desobedeció una orden". Ese día, la sesión de control estuvo copada por la destitución del alto mando.  

El vicepresidente respondió que se estaba refiriendo al duque de Ahumada, el fundador de la Guardia Civil, al que había mencionado en su intervención el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Iglesias aseguró que si se repasa el diario de sesiones, se puede leer que la orden que mencionó García Egea era la que dio en 1850 el entonces presidente del Consejo de Ministros, el general Narváez, y a esa se refería él, "lógicamente". "El general Narváez no forma parte del Gobierno de coalición", apostilló.