26 oct 2020

Ir a contenido

La Audiencia Nacional inaugura su desescalada particular con el juicio de Trapero

La Sala fija para el 8 de junio la reanudación de la vista oral que podrá seguirse por streaming

Propone a los abogados y acusados participar por videoconferencia desde Barcelona

Ángeles Vázquez

Imagen de la segunda jornada del juicio de Trapero que se celebra en la Audiencia Nacional.

Imagen de la segunda jornada del juicio de Trapero que se celebra en la Audiencia Nacional. / ACN

La reanudación del juicio contra el mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero y la excúpula política del cuerpo va a significar la puesta de largo de la Audiencia Nacional en esta nueva realidad que ha impuesto la pandemia del coronavirusLa vista, que quedó suspendida por el estado de alarma a las puertas de que la fiscalía rebajara la petición para el principal acusado, se reanudará el próximo 8 de junio justo en ese punto, con el ministerio público dando a conocer su petición definifiva de pena para el exjefe de los Mossos.

Después continuará la siguiente semana, los días 15, 16 y 17 de junio. Si el día 8 la fiscalía anuncia sus conclusiones definitivas, el día 15 lo harán las defensas y el teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, y el fiscal adscrito al caso, Pedro Rubira, darán a conocer su informe. Los días 16 y 17 será el turno de las defensas de Trapero, el exdirector general del cuerpo Pere Soler, el exsecretario de Interior César Puig y la intendente Teresa Laplana. 

A distancia

El juicio, que se reanudará en la sede del tribunal de la madrileña calle de Génova, permitirá, si las defensas muestran su conformidad, a estas y a los acusados participar mediante el sistema de videoconferencia desde un órgano judicial de Barcelona, que era la forma que el tribunal previó para las últimas sesiones, pero la extensión de la pandemia llevó a suspender. 

Las sesiones serán retransmitidas en streaming por TVE, lo que facilitará que los periodistas también puedan seguirlo a distincia, ya que el acceso de los redactores a la sala de vistas y a la sala de prensa estará restringido a un número concreto de profesionales para garantizar las medidas de prevención adoptadas como consecuencia de la pandemia de coronavirus sin olvidar el principio de publicidad de las actuaciones judiciales.

Para que sea posible mantener la distancia de dos metros entre profesionales, en la sala de prensa de la sede de Génova, llamado entre los periodistas "zulo" por encontrarse en un sótano sin ventilación y el pequeño tamaño que tenía en el pasado, se permitirá el acceso de 20 personas y en la de San Fernando, de 25 personas.