VOTACIÓN POR UNANIMIDAD EN EL PARLAMENT

La oposición fuerza una investigación sobre la gestión del Govern en las residencias

Duras críticas a la actuación de la Generalitat y a la mercantilización de los geriátricos

ERC vota a favor de la comisión con escasa autocrítica, criticando al Estado y a la "herencia" recibida

Un grupo de ancianos en un geriátrico.

Un grupo de ancianos en un geriátrico. / ALBERT BERTRAN / ARCHIVO

5
Se lee en minutos
Fidel Masreal

A instancias de la CUP, el Parlament ha aprobado por unanimidad la creación de una comisión de investigación sobre la gestión de la pandemia en las residencias de ancianos en Catalunya. La oposición ha critica de forma contundente la actuación de la Generalitat en el debate previo a la votación. ERC -que gestiona la 'conselleria' de Bienestar- ha planteado enmiendas y finalmente ha votado a favor. Los republicanos han acogido con indisimulado enojo el apoyo anunciado días atrás por los poscovergentes a esta iniciativa. Esquerra ha eludido casi toda autocrítica en su gestión, ha cuestionado la creación de la comisión en la actual situación de alarma y ha asegurado que las residencias "han sido una prioridad" del Govern, ha criticado al Estado y a la "herencia" recibida de un modelo mercantilizado.

El parlamentario cupaire Vidal Aragonès ha subrayado en su presentacón de la iniciativa la precaridad de las trabajadoras de las residencias, con sueldos inferiorres a mil euros, con una carga de trabajo superior a la de los convenios y las malas praxis de algunas grandes empresas, que eran previas al coronavirus. Aragonès ha reclamado una red clara pública de titularidad y gestión pública de los geriátricos frente a la llegada de los fondos de inversión al sector. El diputado de la CUP ha apuntado que alguna de las enmiendas de ERC a la comisión pretendían desviar el foco y convertir la iniciativa en una comisión de estudio.

"Poco interés por los mayores"

El principal partido de la oposición, Ciutadans, ha cargado duramente contra el Govern por "el poco interés de la Generalitat en el cuidado de las personas mayores”. La diputada Noemí de la Calle ha acusado a lo partidos del Govern, con sus enmiendas a la creación de la comisión, de intentar "diluir" esta iniciativa, y ha evitado entrar en la cuestión del cambio de modelo de gestión de las residencias, afirmando que ello se aborda ya en otra comisión de estudio.

El PSC y la "moneda de cambio" 

"Nos sorprende que JxCat o ERC consideren que crear una comisión de investigación es hacer politiquería, ERC usó la creación de esta comisión y el pleno monográfico como excusa para votar contra el estado de Alarma de hace 15 días y el vicepresidente Aragonés dijo que era triste hacer partismo y hoy anunciaba que le daría su apoyo", ha denunciado el diputado del PSC, Raul Moreno. "Es triste usarlo como moneda de cambio", ha insistido, en relación a la posición de Esquerra, que ha votado en dos ocasiones en contra de la prórroga del estado de Alarma. Los republicanos, a su vez, acusan al PSC de haber dinamitado el diálogo con el PSOE.

 Moreno ha apuntado a la necesidad de hablar del modelo de gestion de las residencias porque "no se ha hecho ningún cambio sustancial", y de las retribuciones escasas de las profesionales de los geriátricos. "JxCat y ERC, complices de perpetuar los recortes, no han revertido esta situación, no dudan en dar 43.000 euros por paciente a la sanidad privada pero en los módulos residenciales todo son problemas", ha espetado Moreno.

"Desmercantilizar el sector"

También Marta Ribas, de Catalunya en Comú Podem, ha hablado de una respuesta tardía del Govern. "Llovía sobre mojado, [las residencias disponen de] servicios de control y gobernanza difusa, que han sufrido recortes del PP en el Estado, de gobiernos convergentes, y la no reversión de los mismos durante los últimos cinco años". Ribas ha denunciado la mercantilización del servicio y ha propuesto un cambio en las residencias proponiendo la "no externalización a proveedores privados, incremento presupuestario más allá del de los presupuestos, para incrementar tarifas al sector; mejora de las condiciones laborales, evaluar la viabilidad de las residencias más afectadas y que se incorporen a la red pública; y desmercantilizar el sector con una ley de concertación social". El PPC también ha sido muy crítico con la actuación de la Generalitat pero ha obviado entrar en la gestión privada de las residencias.

ERC: las residencias han sido "una prioridad"

Marta Vilalta, portavoz de ERC, se ha mostrado dispuesta al debate para "investigar lo que haga falta". "La protección de las personas en residencias ha sido una prioridad para este Govern, se tomaron decisioens tnes que en otros territorios y del estado de Alarma", ha asegurado, haciendo incluso un agradecimiento a los 'consellers' de Salud y Bienestar por su actuación y asegurando que se dotó de material a los centros. Vilalta ha centrifugado las críticas hablando del "incumplimiento" del Estado respecto a la ley de la dependencia, de la decisión del Gobierno de centralizar la compra de material al inicio de la pandemia y de "la herencia" recibida. "O de como los fondos de inversión hacen negocio", ha añadido Vilalta, para quien la llamada 'ley Aragonés', rechazada por toda la oposició, permitía, ha asegurado, "primar la calidad por encima del precio, y los criterios ambientales y de proximidad". La parlamentaria republicana que ha criticado que se impulse la comisión de investigación ahora, "enmedio de una situación de emergencia".

Aragonès habla de "décadas de infrafinanciación"

Noticias relacionadas

Previamente, en el pleno parlamentario, el vicepresidente del Govern y 'conseller' de Economía, Pere Aragonès, atribuía también a la gestión de años anteriores buena parte de la situación de los geriátricos catalanes. El 'conseller' ha hecho una leve autocrítica sobre la falta de medios de proteccion individual en las residencias pero ha asegurado que no ha habido "dejadez ni mala praxis". Aragonès ha mostrado su posición favorable a la comisión de investigación y sí ha asumido críticas en la cuestión de la falta de medidas de protección y, sin entrar en detalles, se ha mostrado abierto a "poner al día el modelo residencial", que ha atribuido a "décadas de infrafinaciación, de un despliegue en base a las necesidades" y para ello ha pedido un debate "honesto y riguroso".

Josep Maria Forné, de Junts per Catalunya -grupo que anunció el voto a favor días atrás, lo cual enojó a ERC- ha hecho cierta autocrítica, como la necesidad de actuar "con más flexibilidad" pero ha destacado la situación de excepcionalidad generalizada que se produce "en circunstancias análogas" según la OMS. Forné ha lamentado, como ERC, la infrafinanciación de los geriátricos, primando el precio sobre la calidad en las adjudicaciones y también "la mala financiación de la ley de dependencia" y la mejora de salarios.