28 sep 2020

Ir a contenido

MOVILIZACIÓN BAJO LA LUPA

La Fiscalía investiga a la Generalitat por permitir los cortes de la Meridiana

Ha abierto diligencias tras la denuncia de Cs contra la 'Conselleria' de Interior

Efe

Corte en la avenida Meridiana de Barcelona a la altura de Fabra i Puig.

Corte en la avenida Meridiana de Barcelona a la altura de Fabra i Puig. / Ferran Nadeu

La Fiscalía Superior de Catalunya ha abierto una investigación al departamento de Interior, en manos del 'conseller' Miquel Buch, por permitir los cortes diarios en la Meridiana por parte de grupos independentistas tras la condena a la cúpula del 'procés', que se detuvieron por el coronavirus.

Según ha adelantado 'El Mundo' y han confirmado a Efe fuentes jurídicas, el ministerio público ha abierto diligencias por un delito de prevaricación a raíz de una denuncia interpuesta en marzo pasado por Ciutadans contra la 'conselleria' de Interior, al considerar que permitió estos cortes diarios en la Avenida Meridiana de Barcelona, pese a que había informes policiales que lo desaconsejaban.

150 noches seguidas

Tras la condena del Tribunal Supremo a la cúpula del procés, el pasado 14 de octubre, grupos de independentistas cortaron durante más de 150 noches seguidas la Meridiana, una de las principales vías de acceso a Barcelona por el norte, siguiendo la convocatoria de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y con el apoyo de los CDR.

Sin embargo, el confinamiento obligado por la pandemia del coronavirus puso fin a mediados de marzo pasado a estos cortes de tráfico.

Días antes de que se detuvieran los cortes por la crisis del coronavirus, Ciutadans denunció al departamento de Interior ante la Fiscalía, al considerar que estas protestas afectaron a vecinos, conductores, comerciantes y transportistas, resaltando que la Guardia Urbana redactó informes técnicos desfavorables a su autorización y que se registraron algunos enfrentamientos entre manifestantes y conductores.

De hecho, el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, pidió en diciembre pasado a la Generalitat que denegara el permiso a los independentistas para seguir cortando la Meridiana, si bien el 'conseller' Buch replicó que en todo momento garantizarían el derecho fundamental a la protesta.

Buch aseguró entonces que la Generalitat velaría por la seguridad de todos, teniendo en cuenta las recomendaciones policiales, si las hubiese, sobre la protección y prevención de las personas y bienes ante el corte de la Meridiana.