28 may 2020

Ir a contenido

TRAS EL PACTO CS-PSOE

ERC y JxCat mantienen el rechazo a la prórroga

Los republicanos emplazan a Sánchez a decidir cuál es su socio en el Congreso

El Govern insiste en el 'no' y pide retomar la mesa de diálogo bilateral

Fidel Masreal

Pedro Sánchez y Gabriel Rufián conversan en el Congreso.

Pedro Sánchez y Gabriel Rufián conversan en el Congreso. / DAVID CASTRO

El pacto alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos por el que la formación naranja apoyará la nueva prórroga del estado de alarma aleja la posibilidad de que los partidos independentistas catalanes faciliten con su voto esta prórroga en la votación de este miércoles en el Congreso.
Fuentes de ERC señalaron tras el pacto de socialistes y Unidas Podemos que sus reivindicaciones seguían intactas. Es decir, sin respuesta por parte de La Moncloa. Los republicanos quieren poner fin al mando único y  el retorno de las competencias a la Generalitat para que pueda decidir sobre el desconfinamiento. ERC también reclama lo ya aceptado por el PSOE --una prórroga de solo 15 días del estado de alarma--, así como la modificación de la ley de Salud Pública para evitar seguir usando el estado de alarma como mecanismo. También exige Esquerra un permiso retribuido para los padres y madres que deban hacerse cargo de sus hijos debido al confinamiento y que los ayuntamientos puedan usar su superávit para atender a las necesidades sociales. ERC plantea en clave política otra exigencia: poner fecha a la mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat sobre el conflicto catalán.

Socio preferente

Los republicanos advierten al Ejecutivo de Pedro Sánchez de que es a él a quien corresponde decidir cuál es su socio preferente para la legislatura.

En paralelo, también Junts per Catalunya ha enfriado las escasas posibilidades que existían de que su voto pasara del ‘no’ a la abstención. Los posconvergentes admiten que el apoyo de Ciudadanos a los socialistas aleja el entendimiento. No en vano, JxCat mantiene un lenguaje contundente contra la gestión de la pandemia por parte de Sánchez.
«Si no se retornan todas las competencias no podemos apoyar la medida podemos apoyar la medida», insistió ayer la portavoz del Govern, Meritxell Budó, en rueda de prensa telemática en la que también, como ERC, pidió retomar la mesa de diálogo «porque el conflicto político se ha de resolver desde el diálogo pese a que desgraciadamente en la gestión de esta crisis hemos visto que el diálogo no era lo que se establecía más entre gobiernos, nos aleja de la resolución del conflicto», afirmó la portavoz, para quien no se puede retomar la mesa si la Generalitat no ha recuperado todas sus competencias. Con todo, el Govern asume que la negociación se lleva a cabo con ERC y JxCat.