ante la Audiencia Nacional

El PP recurre la orden ministerial sobre el fin de curso por crear "agravios" autonómicos

García Egea acusa al Gobierno de "lavarse las manos" con la educación

El presidente del PP, Pablo Casado, junto Teodoro García Egea, secretario general del partido.

El presidente del PP, Pablo Casado, junto Teodoro García Egea, secretario general del partido. / DAVID CASTRO

1
Se lee en minutos
Europa Press

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha anunciado este lunes un recurso de su formación por la orden ministerial que regula el fin del curso escolar y el inicio del siguiente al considerar que crea un "agravio" entre comunidades cuando todos los alumnos deben tener el mismo tratamiento vivan donde vivan. A su entender, el Gobierno de Pedro Sánchez se "lava las manos" con la educación en medio de la crisis del coronavirus.

"Todos los alumnos, vivan donde vivan, deben de tener las mismas oportunidades y tratamiento", ha subrayado García Egea en una rueda de prensa en la sede del PP, tras la reunión que ha presidido el presidente del partido, Pablo Casado, con sus grupos parlamentarios en Congreso, Senado y Parlamento Europeo.

García Egea ha señalado que su partido ha presentado este recurso ante la Audiencia Nacional contra esa orden ministerial por "conculcar la Ley Orgánica de Educación al establecer la promoción como norma general", "vaciar de contenido a través de un reglamento un precepto legal que desarrolla un derecho fundamental" y por "violar el artículo 6 de la Ley Orgánica que regula los estados de alarma, excepción y sitio".

"Sabemos que este Gobierno tiene un problema con el cumplimiento de las normas, no solo el Gobierno en su conjunto sino también los ministros de forma individual", ha dicho, para añadir que el PP debe estar "preparado" para que la ley se cumpla y "controlar" que así se haga.

Noticias relacionadas

García Egea ha afirmado que en materia educativa el Ejecutivo "se ha lavado las manos y se ha echado a un lado", dado que no puede haber "diferencias" entre las distintas comunidades autónomas y crear "agravios". "Si tiene mando único y estamos todos saliendo del desconfinamiento, no puede ser que el Gobierno se lave las manos sobre la manera de concluir el curso escolar, creando un enorme agravio entre los alumnos de las distintas comunidades autónomas", ha abundado.

"Si la señora Celaá lo que quería era lavarse las manos, lo que tenía que haber hecho es quedarse en su casa y no ser ministra de Educación", ha aseverado, para añadir que cuando uno es ministro debe "tomar decisiones".