petición de cambio de fase

Iglesias augura una desescalada "más lenta" en Madrid

El vicepresidente segundo acusa a Ayuso de querer "ganar posiciones políticas jugando con algo tan serio como es salvar vidas"

La documentación que la Comunidad envió para avanzar en el desconfinamiento contó con el aval del consejero de Sanidad y no con la de un técnico

 El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, a su llegada a un pleno del Congreso.

 El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, a su llegada a un pleno del Congreso.

3
Se lee en minutos
Agencias

El vicepresidente segundo de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, ha acusado este viernes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de pretender "ganar posiciones políticas jugando con algo tan serio como es salvar vidas" al pedir al Ejecutivo que la capital pase a la fase 1 del plan de desescalada, informa Europa Press.

En una entrevista en Radiocable, Iglesias ha asegurado que "no hace falta ser un gran experto para llegar a la conclusión" de que hay dos territorios --como Madrid y Barcelona-- donde es "razonable" que el ritmo de la desescalada "vaya con unos ritmos más lentos".

"Los números son evidentes y la gente está escandalizada", ha lamentado el vicepresidente, que ha recordado que Madrid y Barcelona, "por sus propias características poblaciones" han sufrido un impacto más severo en las ucis por la difusión del coronavirus.

El vicepresidente se ha expresado así un día después de que la directora de Salud Pública de Madrid, Yolanda Fuentes, dimitiese al no compartir la postura de la propia Comunidad de Madrid de facilitar la documentación para entrar en la Fase 1. Fuentes prefería mantener de momento la situación actual de nivel cero.

Los ciudadanos "sabrán" juzgar la decisión de Ayuso

"Esto lo entiende cualquier ciudadano", ha afirmado Iglesias para después lamentar que la Comunidad de Madrid haya "pretendido hacer propaganda con algo tan serio".

"Cuando llegue el momento, los ciudadanos sabrán juzgarlo", ha sostenido.

La documentación que la comunidad presidida por Díaz Ayuso ha remitido al Ejecutivo central se sustenta en una caída del 84 % de hospitalizados y del 64 %de los ingresados en uci durante el pico de incidencia de la pandemia.

Dentro de ese informe, la Consejería de Sanidad de Madrid ha explicado el descenso de todos los indicadores provocados por esta epidemia en la región, y especialmente el descenso mantenido en el último mes desde el pico de la crisis --registrado entre los días 31 de marzo y 1 de abril-- de las hospitalizaciones en los centros sanitarios madrileños y de los ingresos en uci.

La documentación de Madrid para pasar a la fase 1 fue avalada por el consejero

La documentación que la Comunidad de Madrid envió en la noche de ayer para solicitar el paso a la fase 1 de la desescalada contó con el aval del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y no con el de un responsable técnico tras la dimisión de Yolanda Fuentes. 

Esa carta "a priori iría con la firma de la directora general de Salud Pública", admiten fuentes del Gobierno autonómico, aunque "también la puede escribir el consejero al tener más rango", como finalmente ocurrió ante la negativa de esta médico a avalar el paso a la fase 1.

"La documentación remitida no requiere firma, son formularios que hay que rellenar con datos. Pero va acompañada de una carta adjunta del consejero", explican a Efe además desde el Ejecutivo autonómico.

La Comunidad de Madrid alega en la documentación enviada, que no ha hecho pública, que está preparada para cambiar de fase porque desde abril ha habido un descenso de un 84 % en el número de hospitalizados y de un 64 % en el de ingresados en uci.

Yolanda Fuentes no estaba de acuerdo con esta solicitud y por eso presentó su dimisión, según confirman fuentes próximas a la ya ex directora general.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, enmarcó la renuncia en una reestructuración del área. En lugar de Fuentes nombró a Antonio Zapatero, quien ha estado al cargo de la dirección del hospital de campaña de Ifema durante la crisis del coronavirus.

La decisión de solicitar pasar a la fase 1 de la desescalada se tomó el miércoles después de que Ayuso considerara que Madrid todavía tenía que reducir el porcentaje de enfermos en Unidades de Cuidados Intensivos (uci), y su vicepresidente, Ignacio Aguado (Cs), defendiera que la región está preparada ya que tiene "un sistema sanitario robusto".

Madrid continúa siendo la zona más afectada por la covid-19, con 63.870 contagios y 8.504 fallecidos. El Ministerio de Sanidad debe decidir ahora si cambia de fase o continúa en la fase 0.

Noticias relacionadas

El ministro Salvador Illa y el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, mantuvieron ayer una reunión por videoconferencia en la que Madrid todavía no había enviado la documentación y se emplazaron a un nuevo encuentro en el que estudiar el informe.

Sindicatos sanitarios como Satse y Amyts señalaron ayer que es "precipitado" cambiar de fase en la región, y junto a CSIF, UGT y CCOO consideraron que la renuncia de Fuentes no llega en buen momento y "pone al descubierto" que el Gobierno regional "carece de una hoja de ruta clara para afrontar la desescalada".