27 sep 2020

Ir a contenido

memoria histórica

Muere el expolicía franquista 'Billy el Niño' por covid-19

Juan Antonio González Pacheco estaba acusado de torturas en la época de la dictadura

Pablo Iglesias asume la "vergüenza" de que haya muerto condecorado

El Periódico

Antonio González Pacheco, alias ’Billy el Niño’, a su salida de la Audiencia Nacional en abril del 2014.

Antonio González Pacheco, alias ’Billy el Niño’, a su salida de la Audiencia Nacional en abril del 2014. / ANDREA COMAS (REUTERS)

El expolicía franquista acusado de torturas Juan Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', ha fallecido este jueves en una clínica madrileña, aquejado de covid-19. González Pacheco, de 73 años, estaba señalado por crímenes de lesa humanidad en la época de la dictadura, en la que trabajó como inspector de la Brigada Político Social.

Ha muerto sin sentarse en el banquillo judicial, aunque su hoja de servicios y sus honores sí están cuestionados. Pese a ello, disfrutaba de un 50% de incremento de su pensión gracias a cuatro medallas concedidas entre 1972 y 1982. González Pacheco se encontraba ingresado en la clínica San Francisco de Asís desde hace varios días, donde ha fallecido alrededor de las siete de la mañana, a causa de problemas renales.

'Billy el Niño' fue denunciado por primera vez a finales del franquismo. La abogada Cristina Almeida defendió entonces a algunas de sus víctimas. En una ocasión consiguió que le condenaran a pagar una multa de 1.000 pesetas. Ya en democracia, la ley de amnistía de 1977 le ha salvado de sentarse en un banquillo, y otras normas le permitieron disfrutar de sus premios y engordar su pensión.

Condecoraciones en entredicho

La posible retirada de sus medallas se ha debatido desde la moción de censura que aupó a la Presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez, en junio de 2018. Esta fue una de las exigencias de Unidas Podemos desde entonces y el Ejecutivo lo retomó tras el pacto de investidura en enero entre la formación de Pablo Iglesias y el PSOE.

El pasado 11 de febrero, un mes antes de decretarse el estado de alarma por el coronavirus, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se mostró convencido de que se podrían retirar sus medallas, en virtud a la nueva Ley de Memoria Histórica que había presentado el PSOE en el Congreso. 

Esta fue una de las exigencias de Unidas Podemos desde la moción de censura que aupó a la Presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez. Grande-Marlaska abrió un procedimiento para estudiar la retirada de las medallas, que retomó tras la investidura en enero y la formación del Gobierno de coalición. 

El óbito de 'Billy el Niño' -adelantado por eldiario.es- ha provocado reacciones desde el Gobierno. En concreto, Pablo Iglesias ha asumido que es "una vergüenza" para la democracia y también para el Ejecutivo que el "torturador" haya fallecido "sin haber sido juzgado, con todas sus medallas y privilegios intactos":

Deuda con la Justicia

En el plano judicial, González Pacheco se llegó a sentar en el banquillo en la Audiencia Nacional en virtud de una petición de extradición de una jueza de Argentina, país donde había sido denunciado por 13 supuestos delitos de tortura que se habrían producido entre febrero de 1971 y septiembre de 1975, tal y como recuerda Europa Press.

La Sección Segunda de la Sala de lo Penal denegó la extradición al considerar que los hechos habrían prescrito a los diez años de su comisión. Al haber sido denunciados en 2010 y 2012, los magistrados estimaron que "el periodo de prescripción está ampliamente cumplido". De igual modo, rechazaron que los hechos investigados puedan ser catalogados como delitos de lesa humanidad, que no prescriben. Sin embargo, las víctimas volvieron a intentar que se abriese un proceso judicial por supuestas torturas durante el franquismo con la presentación el verano pasado en los juzgados de Madrid de una querella colectiva.

Esta querella, de cinco denunciantes, se suma a las 12 anteriores interpuestas en Madrid contra González Pacheco y otros expolicías.

Precisamente, la pandemia del coronavirus también segó la vida de Chato Galante, una de las víctimas de 'Billy el Niño. Tal y como recordaba en EL PERIÓDICO, 'Billy el Niño' le colgaba de un gancho y le usaba como saco de boxeo en interminables palizas. "Practicaba patadas de karate en mis costados. Me decía: ‘Me gusta entrenar contigo’".