09 jul 2020

Ir a contenido

EN LA VOTACIÓN DEL MIÉRCOLES

ERC votará en contra de la prórroga del estado de alarma

Los republicanos se unirán a JxCat y la CUP en el rechazo a la medida

Critican que no se les haya escuchado ni se hayan devuelto las competencias

Roger Pascual

Pedro Sánchez y Gabriel Rufián conversan en el Congreso.

Pedro Sánchez y Gabriel Rufián conversan en el Congreso. / DAVID CASTRO

ERC se había abstenido hasta ahora en todas las votaciones sobre el estado alarma, aunque el miércoles se opondrá para mostrar su descontento con la gestión de Pedro Sánchez. Los republicanos se unirán así a JxCat y la CUP en el rechazo independentista a la medida al considerar que la "centralización ha sido un error".

Antes de que la ejecutiva republicana tomara esta decisión, la secretaria general de la formación, Marta Rovira, ya había advertido en Ràdio 4 que "las cosas tienen que cambiar mucho" para que echara una mano al Gobierno, al valorar que "hay un abuso en la centralización". Esa tesis es la que se ha impuesto en la reunión de este lunes. "Nos abstuvimos por responsabilidad y para dar un voto de confianza al gobierno español. Pedimos rectificación en la retirada de competencias y espacios de soberanía. No lo han hecho. No han escuchado. No podemos seguir dando nuestros votos para facilitar este estado de alarma", reza el duro comunicado en el que la dirección del partido reclama que la Generalitat pilote el desconfinamiento en Catalunya.

Esquerra, que había marcado abstención en todas las votaciones de la prórroga del estado de alarma, se aparta así de Pedro Sánchez y se alinea con JxCat y la CUP, que ya votaron en contra de la última extensión.

La petición de Tardà

De nada ha servido que voces como la del portavoz de ERC en el Congreso hasta el año pasado, Joan Tardà, defendieran mantener una abstención que hubiera facilitado que la prórroga prosperara. "Deseo que se mantenga la abstención", ha manifestado Tardà en Twitter. A su juicio, su partido debe seguir en una actitud "responsable" de criticar, proponer y sobre todo negociar", porque hay que "contemplar el bosque", y no solo "la primera hilera de árboles". 

Malestar andaluz

Con el portazo de Esquerra y las dudas sobre lo que hará el PP, las miradas se dirigen ahora a Ciudadanos que, tras la llamada de Sánchez e Inés Arrimadas, ha iniciado negociaciones con el Gobierno. El líder naranja en Andalucía y vicepresidente del Junta, Juan Marín, había mostrado su preocupación ante la posibilidad de que Catalunya tuviera un trato diferenciado en la desescalada y pueda iniciar el desconfinamiento por regiones sanitarias. “Nos preocupa mucho esa información -apuntó Marín- y nos gustaría que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, lo desmintiera o aclarase estas circunstancias”. El vicepresidente andaluz subrayó que “no creemos que las negociaciones bilaterales con comunidades autónomas tengan que ser el criterio para establecer el sistema de desescalada”, informa Julia Camacho.