PLAN DE DESCONFINAMIENTO

Torra pide a Sánchez que levante el estado de alarma o que devuelva competencias

"No se puede gestionar el desconfinamiento a 600 kilómetros de distancia", espeta el 'president'

El Consell Executiu aprueba un plan para relajar las restricciones pese a no ser la autoridad competente

El ’president’ Quim Torra, en su despacho, el pasado 17 de marzo. 

El ’president’ Quim Torra, en su despacho, el pasado 17 de marzo.  / GENERALITAT DE CATALUNYA

3
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern presiona para recuperar cuanto antes las competencias en materia de salud y seguridad para gestionar el desconfinamiento en Catalunya. El Consell Executiu, reunido este sábado de forma extraordinaria, aprobó un plan de desescalada que había encargado al epidemiólogo Oriol Mitjà, ideólogo de un controvertido "pasaporte inmunitario" que Torra decidió guardar en un cajón hasta que se acuerde a nivel europeo e internacional. 

El ‘president’ se anticipó al anuncio del plan de desconfinamiento del Gobierno y presentó un proyecto que no puede ejecutar porque no tiene las competencias requeridas. Torra envió una copia al presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, y, según informó en una comparecencia telemática posterior a la reunión del Govern, planteará este domingo, en la reunión del Gobierno con los líderes autonómicos, tres opciones para que Catalunya recupere las competencias para ejecutarlo: levantar el estado de alarma, mantener la prórroga solo en algunas autonomías; o modificar el real decreto para que el Govern recupere la autoridad competente. 

"No se puede gestionar el desconfinamiento a 600 kilómetros de distancia", espetó Torra desde la Casa dels Canonges. Defendió su plan asegurando que la centralización de las decisiones "no ha funcionado de forma positiva" porque no atiende al principio de subsidiariedad. Y en ese aspecto podría encontrar complicidad con el lehendakari Íñigo Urkullu que también aboga por decidir las medidas que deben guiar la desescalada. La consejera de salud, Nekane Murga, defendió que Euskadi está "en condiciones óptimas" de dirigir las medidas y sostuvo que hay "diferencias entre los territorios y comunidades, y Euskadi dispone de "un valor añadido" por su "capacidad y gestión".

El plan asumido por el Govern prevé una relajación de las medidas en tres fases –final del confinamiento, desconfinamiento gradual y nueva normalidad– adaptadas a los sectores profesionales y a las zonas geográficas. Las cinco etapas de desconfinamiento previstos en el ámbito comunitario son: primero, la vuelta al trabajo de las personas sanas; segundo, el desconfinamiento parcial controlado de sectores concretos –con especial atención a menores y a mayores de 65 años–; tercero, la apertura de tiendas y los actos con menos de 30 personas; cuarto, el regreso a las aulas y a los equipamientos culturales y deportivos; y, por último, la celebración de actos con más de 30 personas.

El planteamiento del Govern es pasar de la fase de "confinamiento" a la de "rescate y reparación" cuando la ocupación de camas en las ucis esté por debajo del 20%. En estos momentos, según Torra, se está doblando la capacidad con 1.200 camas ocupadas, cuando en una situación normal disponen de 600. Después, se pondrá en marcha la fase de "nueva normalidad", es decir, la adecuación a los hábitos culturales y sociales que serán inevitablemente trastocados por el impacto de la pandemia.

La réplica de Sánchez

El jefe del Gobierno compareció a las 20.15 horas para anunciar el plan de deshielo del Gobierno y advirtió a Torra de que "todo el proceso de la desescalada se hará por un mismo cuadro de mandos, que se integrará desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo". Sánchez expuso que el desconfinamiento se guiará por los criterios de "gradualidad", de "territorialidad", según el impacto del virus en las distintas autonomías, y de "coordinación".

Y pidió no caer en el "error de la división y el enfrentamiento", algo que consideró "letal". Asimismo, aprovechó la ocasión para advertir a Torra de que el Gobierno "no recentraliza, coordina".

Después de que Sánchez asegurara que tomará nota de las guías que propongan las autonomías, publicó en Twitter: "Te escuchan, pero ya lo han decidido todo; te coordinan, pero todo lo dicta el mando único. Debe ser la manera de entender el 'diálogo'", lanzó Torra.

Franjas horarias para los menores

El 'president' también animó a los catalanes a cumplir las franjas horarias que propone el Govern para los paseos de los menores, pese a que le Gobierno no las establece y permite salir una hora, a no más de un kilómetro de distancia, de 9 a 21 horas. Torra planteó que de 11 a 13 horas salgan de casa los niños de menores de 6 años, y que de 16 a 18 horas lo hagan los que tienen entre 6 y 14 años.

Noticias relacionadas

"Por favor, hagámoslo con sentido común. Estamos en una situación de emergencia. No hay ninguna normalidad, en absoluto, y no puede haber ningún relajamiento", inquirió, y lamentó que el Govern "no pueda ni fijar franjas horarias". "Es un sacrificio que os pedimos", concluyó Torra.

Sánchez se mostró contundente: "La orden del ministerio es clara y es la que se tiene que seguir".