Castells pide a las universidades que apuesten por los exámenes online y la evaluación continua

El ministro descarta la posibilidad de un aprobado general por ser "injusta" con los que siguen esforzándose

Señala que el próximo curso debería empezar en los plazos establecidos pero con medidas de distanciamiento social

El ministro de Universidades, Manuel Castells, en el Congreso de los Diputados.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, en el Congreso de los Diputados. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El coronavirus ha puesto patas arriba todos los ámbitos de la vida. También el académico. Miles de universitarios están a la espera de saber qué pasos darán las universidades para dar por concluído el curso. El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha querido aportar algo de claridad a este respecto y ha señalado que "ningún estudiante va a perder el curso por causa de la pandemia". Para que esto sea posible, ha pedido a todos los rectores que se pongan a trabajar en la posiblidad de realizar exámenes online o aplicar la evaluación contínua a sus estudiantes. 

"El curso se acabará en los plazos establecidos en docencia y en evaluación", ha sentenciado Castells tras reunirse en los últimos días con la Conferencia de Rectores Universitarios, con los responsables autonómicos y con los representantes de los estudiantes. Según ha explicado, se debe mantener la modalidad de enseñanza online que ya están aplicando en muchos centros y después apostar por los exámenes online o por la evaluación continua. 

El ministro, cercano a la órbita de Unidas Podemos, ha puntualizado que, por el momento, se desconoce si podrían llegar a celebrarse los exámenes de manera presencial y que se deben ir preparando métodos alternativos de evaluación para que puedan implementarse a final del curso. Además, ha sostenido que cada universidad debería hacer consultas a los estudiantes en las próximas dos semanas para adaptarse a sus condiciones. 

El aprobado general

Castells se ha mostrado muy crítico respecto a la posiblidad de aplicar un aprobado general a todos los estudiantes. En su opinión, resultaría injusto para los que "se están matando" por seguir adquiriendo conocimientos en la situación actual. No obstante, ha señalado que seguirán estudiando la posibilidad de que si un estudiante no se ve capacitado para superar una asignatura pueda decirlo antes de examinarse y cursar la matería al año siguiente sin coste adicional

Sobre la realización de práctica, el ministro de Universidades ha defendido que siempre que se puedan retrasar al próximo curso académico se optará por esta medida. No obstante, en aquellos casos en los que las prácticas se lleven a cabo en el último año de carrera, Castells ha aclarado que la intención es que "nadie deje de graduarse por los problemas creados por la pandemia". 

De esta forma, si ya se había realizado un parte importante de las prácticas, estás podrán darse por completadas. En aquellos casos en los que no se hubieran comenzado o estuvieran en una etapa inicial, su realización podría aplazarse al mes de julio. 

¿Y después? 

Te puede interesar

Una incógnita es cómo se planteará el inicio del próximo año. "Todo depende de lo que depende todo", ha dicho Castells antes de señalar que habrá que esperar a saber si "el mundo no se hunde definitivamente". Sin embargo, ha considerado que "en principio, es un curso que se debería abrir en los plazos normales", aunque con características especiales. 

Así, ha explicado que "depende de los criterios que dicte el Ministerio de Sanidad" se deberán tomar medidas como dar las clases en aulas grandes para garantizar el distanciamiento social, reducir el número de alumnos por clase, desinfectar las aulas tras cada uso o incrementar la enseñanza online.