13 ago 2020

Ir a contenido

SALIDAS LABORALES

Cuixart, Turull y Rull salen de prisión para retomar su trabajo

El presidente de Òmnium y los dos 'exconsellers' regresarán a Lledoners a dormir y permanecerán aislados del resto de presos

Efe

Turull, Rull y Cuixart salen de la cárcel para ir a trabajar. / SUSANNA SÁEZ / EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y los 'exconsellers' Jordi Turull y Josep Rull han salido este miércoles de la cárcel de Lledoners (Barcelona) para reanudar sus respectivos trabajos, en aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario.

Cuixart y los 'exconsellers', que permanecían confinados en el citado centro penitenciario a raíz del decreto de estado de alarma por el coronavirus, han podido retomar su trabajo después de que el Departamento de Justicia se haya abierto a permitir las salidas laborales de los presos sujetos al 100.2siempre que se haya retomado la actividad laboral que desempeñaban y el centro de trabajo esté abierto.

El líder de la entidad soberanista se ha dirigido a su empresa en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), adonde ha llegado a las 09.10 horas, en un coche negro en el que viajaba en el asiento trasero, portando mascarilla y guantes.

Por su parte, Turull ha retomado su trabajo en el despacho de abogados Badia de Terrassa (Barcelona) y Rull en las oficinas de los servicios corporativos de Mutua de Terrassa.

Aislados de los otros presos

Tras finalizar su jornada de trabajo, Cuixart, Turull y Rull regresarán a dormir a la cárcel de Lledoners, donde permanecerán aislados del resto de reclusos, en otro módulo y sin mantener contacto alguno con otros presos, para evitar contagios.

A Cuixart y a los 'exconsellers', en aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario, se les había concedido el permiso para salir a trabajar cinco días laborables, antes del inicio de la crisis por la pandemia del coronavirus.

Coincidiendo con la relajación de las restricciones a la movilidad decretadas en el estado de alarma, el Departament de Justícia abrió el martes la puerta a permitir salidas laborales de los presos sujetos al 100.2, pero para ello deberán acreditar que los centros donde están empleados han reanudado su actividad.

La 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha remarcado que es un derecho de "todos los presos" salir de la cárcel a trabajar si están autorizados para ello y si las respectivas empresas han retomado la actividad, al tiempo que ha recordado que ha sido el Gobierno central, y no la Generalitat, el que ha permitido la reanudación de actividades laborales no esenciales.