28 may 2020

Ir a contenido

SE LO HA COMUNICADO A LOS PRESIDENTES AUTONÓMICOS

El Gobierno planea ofrecer hoteles y palacios de congresos a las personas positivas sin síntomas

Sánchez ha solicitado a los líderes autonómicos que pasen una lista de esas instalaciones, polideportivos y albergues

El personal sanitario y de las residencias serán los primeros colectivos en los que se intentará la detección precoz

Pilar Santos / Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez, durante la videoconferencia con los presidentes autonómicos celebrada en marzo.

Pedro Sánchez, durante la videoconferencia con los presidentes autonómicos celebrada en marzo. / MONCLOA

En la videoconferencia dominical de esta semana, Pedro Sánchez acudió con una lista de deberes para los presidentes autonómicos, que aprovecharon para mostrar su malestar por la falta del material prometido por el Gobierno para hacer frente a la pandemia y por haber aprobado el permiso retribuido recuperable sin consultarles.

Según fuentes presentes en la reunión y los detalles que facilitaron después los propios dirigentes, Sánchez les reclamó: información sobre las personas fallecidas en residencias de mayores públicas y privadas, datos precisos de cuándo empezaron con la fiebre y el malestar los enfermos que tienen controlados y una lista de hoteles, polideportivos y palacios de congresos que puedan ser acondicionados para ser usados por infectados por covid-19 sin síntomas. El jefe del Ejecutivo dio a conocer así un plan que la Moncloa espera implementar en la fase de transición.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, que también asistió a la videoconferencia, concretó después, en una rueda de prensa, que a esas instalaciones podrán ir los ciudadanos que quieran porque consideren que no pueden asegurarse un buen aislamiento en su casa. Pero para poder hacer ese examen masivo a la población y atajar el virus que pretende el Gobierno necesitará millones de “test rápidos” y que detecten el contagio de manera precoz con los que todavía no cuenta.

"Trabajar con anticipación"

Por ahora, el Ejecutivo ha encargado cinco millones de pruebas que tienen una sensibilidad del 80% para los enfermos que ya llevan siete o más días infectados. Si acaban de iniciar los síntomas, esa sensibilidad solo es del 64%, según el ministerio. Illa explicó que un millón de esos cinco se ha empezado a repartir este domingo por todas las comunidades autónomas. Serán el complemento a los llamados PCR (proteína C reactiva), que requieren de una técnica más laboriosa, pero que detectan la infección desde el primer día. Illa concretó que los test que está repartiendo entre las comunidades se destinarán a hospitales y residencias, los colectivos en los que el virus tiene más prevalencia.  

El plan de aislar de forma general a los asintomáticos, que se ejecutaría en la fase de transición a la que todavía no se ha llegado, es una opción que está trabajando el Gobierno, apuntó Illa. “Es nuestra obligación trabajar con la máxima anticipación para tener varias opciones abiertas y poder dárselas a los ciudadanos”, aseguró en referencia a la lista de hoteles y polideportivos para los asintomáticos.

Juanma Moreno (PP), presidente de Andalucía, reclamó a Sánchez un calendario de la llegada de los test y también del resto de material sanitario. La queja de la escasa ayuda del Estado para los suministros de este tipo de recursos fue una constante en la reunión con el jefe del Ejecutivo. El 'president', Quim Torra; el regionalista Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria; Alfonso Fernández Mañueco (PP), en Castilla y León, e Isabel Díaz Ayuso (PP), desde Madrid también protestaron por esa razón. 

Díaz Ayuso tuvo una intervención en general muy crítica con la gestión de Sánchez aunque acabó diciendo, según fuentes presentes en la videoconferencia, que "España está haciendo un buen papel en general" si se miran los números de altas. La dirigente del PP teme que una "segunda oleada" de contagio en otoño "arruine definitivamente" la economía. En este contexto se preguntó qué pasará dentro de unos meses si hay un repunte de infectados porque “Madrid y España no se pueden permitir este confinamiento”. Con esas palabras lo contó ella misma horas después en una entrevista en Telemadrid. La presidenta recomendó preparar una campaña de turismo nacional para el verano.

También Revilla mostró su deseo de que la lucha de la pandemia se gane antes del verano, cuando el sector del turismo registra sus mejores cifras. Es la principal industria del país, afirmó dicho el presidente de Cantabria en la videoconferencia. "No vaya a ser que matemos el bicho, pero muramos todos con el bicho", se lamentó.

Puig apoya las "arcas de Noé"

Ximo Puig, desde la Comunitat Valenciana, aplaudió la propuesta que prepara la Moncloa para los asintomáticos y bautizó esas instalaciones como las "arcas de Noé”.

Respecto a la necesidad de volver a firmar unos nuevos Pactos de la Moncloa, como los que se hicieron en 1977 tras la grave crisis económica del petróleo, una idea que defendió Sánchez el sábado, Puig dijo verlos necesarios porque esta es la mayor catástrofe que ha sufrido España tras la guerra civil.

También Guillermo Fernández-Vara, presidente de Extremadura, y Mañueco (Castilla y León) aconsejaron trabajar con las comunidades autónomas para alcanzar un gran pacto de Estado para salir de la crisis sanitaria.

La queja de Feijóo 

Alberto Núñez Feijóo (PP), presidente de la Xunta, le dijo a Sánchez que él y el resto de sus homólogos se reúnen con él los domingos porque "es bueno" para España, pero que también sería bueno que en los Consejos de Ministros no se tomaran decisiones con impacto en los presupuestos autonómicos. Se refería a los fondos de empleo y al decreto que ha cerrado casi de manera total la producción de las grandes industrias y la construcción esta semana. La Moncloa aprobó que los afectados cobraran un "permiso retribuido recuperable". Feijóo remarcó que tenía reservada una parte de esos fondos de empleo para la industria naval y la automoción y ahora ha visto cómo ese monto se ha quedado "a la mitad". 

El jefe del Ejecutivo le respondió que ese decreto, como estaba previsto, acabará ya este jueves (después llegan los días festivos de Semana Santa), pero que el Gobierno estará "muy atento" a la evolución de los datos de la pandemia por si hubiera que volver a hacerlo. 

Apoyo a los eurobonos

Sánchez aprovechó la oportunidad para pedir a los dirigentes autonómicos su apoyo público a la batalla que disputa en la Unión Europea: el Gobierno defiende la mutualización de la deuda pública, los eurobonos. Hasta ahora, Pablo Casado, presidente del PP, no lo ha hecho. El conservador ha denunciado que Sánchez busca "enemigos exteriores" y que esta crisis ha pillado a España con un déficit público y una deuda demasiado elevada por la gestión del socialista.