28 sep 2020

Ir a contenido

COMPARECENCIA TELEMÁTICA

Torra exige restricciones ya para evitar que el pico de contagios se sitúe a finales de abril

El 'president' advierte de que, dada la situación, el confinamiento se podría alargar hasta junio

Júlia Regué

El ’president’ de la Generalitat, Quim Torra, comparece por videoconferencia.

El ’president’ de la Generalitat, Quim Torra, comparece por videoconferencia. / EUROPA PRESS

El 'president' de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido al Gobierno que tome nuevas medidas de restricción drásticas para evitar que el pico de contagios de coronavirus se sitúe a finales de abril, una situación que prevén algunas proyecciones y que podría alargar el confinamiento hasta el mes de junio, cuando se estabilizaría a la baja la curva. "Ojalá este escenario no se produzca, trabajamos con toda la contundencia para que no pase, pero, por responsabilidad, tenemos que contemplar todos escenarios", ha apostillado. Se refiere a uno de los documentos que maneja la Conselleria de Salut, y este sería el peor escenario previsto en esta crisis, que indica que podría alcanzar hasta los 121.734 casos entre el 24 y el 28 de abril y hasta 13.000 fallecidos, una situación que Torra ha comparado con lo que se está viviendo en Italia.

Torra ha comparecido de forma telemática en el Parlament, conectado desde la Casa dels Canonges -la residencia oficial del 'president'- donde se encuentra confinado tras haber dado positivo en Covid-19, para informar de la gestión del Govern sobre la pandemia. El jefe del Govern ha pedido centrar esfuerzos y cooperación política para acortar la curva de contagios actuando "de forma urgente".

El 'president' ha pedido aparcar la bronca política y dedicar esfuerzos a "parar el golpe" coronavirus. Y ha repasado todas las medidas que ha sacado adelante, no sin insistir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que decrete el confinamiento "total" de Catalunya, ya que el Govern no tiene competencias para ordenarlo. "Nos hace falta un confinamiento total, no hay otro remedio para detener el ritmo de contagios que se nos viene encima", ha defendido Torra, y ha añadido que el aislamiento, "cuanto más drástico, mejor, porque más corto será el periodo de crisis". A su juicio, esta petición no se un "capricho", sino que se ciñe a las recomendaciones de expertos. "No es un problema político, de fronteras, ideológico o de banderas, ya basta de demagogia. Es una cuestión sanitaria", ha enfatizado.

"Las cifras son muy preocupantes. El ritmo de contagio es muy alto y las afectaciones son graves", ha continuado, y ha reconocido que las ucis se encuentran sumidas en "un estrés muy grande" que se agrava por la falta material sanitario para aplacar la enfermedad y atender debidamente a los pacientes: "La recentralización de la distribución de mascarillas no está funcionado como tendría que funcionar", ha afirmado y ha pedido "transparencia" al Gobierno sobre el reparto de mascarillas, respiradores y test de detección rápida.

"Cuanta más transparencia haya en esta cuestión, mejor. Si el Estado español me envía todas las mascarillas y todo el material que nosotros le estamos pidiendo, seré el primero en agradecerlo y en felicitarme. Pero, si no es así, seré el primero en reclamarlo, porque lo necesitamos", ha avisado. En esta dirección, ha pedido un "sistema equitativo transparente" para "saber cómo se están distribuyendo todos estos materiales".

Cinco medidas "imprescindibles"

Torra ha lanzado cinco medidas que considera "imprescindibles" y que se podrían hacer extensivas a otros territorios: el confinamiento total excepto para los servicios esenciales; la protección a la ciudadanía con una renta básica de ciudadanía universal; el apoyo a pymes, autónomos y empresas con créditos y liquidez; la suspensión del pago de impuestos, alquileres y suministros; y el refuerzo concentración máxima ahora en el sistema sanitario y asistencial.

"Las peores perspectivas no pueden paralizarnos; saldremos adelante. Viviremos días con lágrimas en los ojos, pero saldremos adelante", ha animado. "Para mí, no hay colores políticos ni bloques. El Govern está a disposición de ustedes para lo que sea y de toda la ciudadanía. A nuestro entender, esta es la única manera de avanzar: centrar esfuerzos, parando el golpe y dando confianza y seguridad a la gente. Os ofrecemos trabajar conjuntamente, nos jugamos la salud y la vida de nuestros ciudadanos", ha zanjado.

Aragonès pide aprobar ya los presupuestos

El 'vicepresident' y 'conseller' de Economía, Pere Aragonès, ha blindado los presupuestos acordados con los 'comuns' y ha desdeñado crear unos nuevos, aunque ha tendido la mano a los grupos para acordar las posteriores modificaciones que serán necesarias para atender la emergencia. "La elaboración de nuevos presupuestos implica seis meses de tramitación en un escenario normal. No podemos esperar seis meses", ha sostenido. Además, ha priorizado la salud a la recuperación económica y se ha decantado por emitir compras alternativas a las del Gobierno para apresurar la llegada de material sanitario a Catalunya. "Convirtamos también la industria catalana en una industria de defensa sanitaria", ha propuesto.

También ha desvelado que el Govern ampliará las becas comedor a los días de Semana Santa, ha pedido un aplazamiento de los cuotas de autónomos mientras dure la crisis y ha recordado que el Estado puede emitir hasta 73.000 millones de euros de deuda de acuerdo con las ayudas europeas.

Por su parte, el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha afirmado que el Govern no rechaza la ayuda del Ejército, entre otras cosas porque lo pagan también los catalanes: "Si lo necesitamos, ya le llamaremos". Y la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha anunciado que la Generalitat dispondrá a partir del viernes de 50.000 test rápidos de diagnóstico de Covid-19 adquiridos por la administración catalana, a los que se sumarán los que reciba del Ministerio de Sanidad.

Las exigencias de la oposición

El presidente de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha exigido presentar "ya" unos nuevos presupuestos porque considera que los tramitados con el apoyo de los 'comuns' han quedado obsoletos con la expansión del coronavirus.

Los naranjas han tendido la mano al Ejecutivo para plantear unas nuevas cuentas "unitarias" y han pedido que se creen test rápidos, que se solicite el despliegue de la UME en hospitales y residencias y que se establezca un fondo de apoyo a pymes y autónomos. "Más que nunca necesitamos un Govern que actúe desde la lealtad y la responsabilidad", ha añadido.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reprochado a Torra sus críticas públicas al Gobierno central y haberse desmarcado, en la primera reunión de Sánchez con los presidentes autonómicos, del comunicado conjunto en favor de la coordinación y la lealtad. "El rifirrafe y el desánimo no son útiles para luchar contra el virus", ha lanzado al 'president' y ha emplazo a "colaborar y no confrontar" recordando que las medidas del Gobierno se atañen a lo recomendado por la OMS. "Habla de confinamiento total: diga qué más hay que cerrar, porque quizás discrepamos sobre cuáles son los servicios que tienen carácter esencial. Con un confinamiento del 90 %, debe quedar poco, y la discrepancia sobre esto no creemos que sea útil para lo que realmente importa, sino que más bien parece un intento de derivar a otros toda responsabilidad", ha criticado Iceta.

La dirigente de los 'comuns', Jéssica Albiach, también ha cerrado filas con el Gobierno y ha reivindicado que las medidas de confinamiento tomadas por Sánchez "son las más drásticas de todo occidente" porque se anticipó decretando el estado de alarma antes de los 5.000 contagiados. "La mejor protección contra el Covid-19 es no permitir más recortes en salud ni privatizar el sector sanitario", ha remachado.

Por su parte, la CUP ha exigido que se nacionalicen los recursos sanitarios y que la crisis desatada por el coronavirus "la paguen los bancos y el Ibex 35". "Hacen falta medidas valientes", ha espetado la diputada Maria Sirvent, y ha acusado al Govern de contradecir sus discursos con los decretos que aprueban.

Desde el PPC, han requerido a Torra que pida ayuda a la UME y aparque la 'estelada' "porque con ella no va a salvar ni una sola vida". En definitiva, que evite el "politiqueo" en esta crisis. "Ya sabemos que usted es el más separatista entre los separatistas, a estas alturas ya no tiene usted nada que demostrar en este sentido. Por eso le pido que no tenga la tentación de usar esta crisis sanitaria para hacer politiqueo porque ese discurso provoca desesperación entre los catalanes", ha lanzado Daniel Serrano.

Por otro lado, ERC ha hurgado en que esta crisis "evidencia" la necesidad de tener "herramientas de Estado" y ha acusado al Gobierno de haber actuado "tarde y de forma negligente". "La mejor respuesta no es el 'mejor unidos' ni las ruedas de prensa con militares", ha remachado Sergi Sabrià. "Nuestro ejército trabaja con EPIs, y no con armas, y es aquí donde debemos destinar los recursos", ha remarcado. JxCat ha compartido el diagnostico y ha cargado contra la centralización de competencias. "Han tomado el camino contrario", ha lamentado Albert Batet.