30 oct 2020

Ir a contenido

POR EL CORONAVIRUS

La Mesa autoriza una comparecencia telemática de Torra, pero no un pleno

El órgano ofrece al 'president' una reunión pública con los presidentes de grupo, pero rechaza una sesión parlamentaria a distancia

Júlia Regué

El ’president’ de la Generalitat, Quim Torra.

El ’president’ de la Generalitat, Quim Torra. / ACN

La Mesa del Parlament ha desdeñado este viernes que el 'president' del Govern, Quim Torra, comparezca en un pleno específico y extraordinario en la Cámara catalana por videoconferencia para explicar la gestión de la Generalitat para combatir la pandemia del coronavirus. Los letrados de la Cámara catalana han sostenido que el reglamento no contempla jurídicamente ni técnicamente la vía telemática para los plenos. Ante esto, las formaciones han resuelto que Torra podría oficiar un encuentro público presidido por Roger Torrent con los presidentes de los grupos parlamentarios para informar de sus actuaciones sin que se eleve a la condición de pleno, si el 'president' lo desea. Si lo acepta, la comparecencia podría ser retransmitida al público por los canales de la Cámara catalana. La fecha para esta comparecencia la fijará la Junta de Portavoces, aunque fuentes parlamentarias apuntas que se podría celebrar a partir del miércoles de la próxima semana.

La Mesa había encargado en su última reunión, celebrada el martes pasado, un informe a los servicios jurídicos para contemplar la actividad virtual en circunstancias tan excepcionales como las actuales y, por el momento, los letrados no contemplan esta herramienta para celebrar plenos parlamentarios.

Cs PPC se mostraron reacios a la comparecencia en el pleno porque consideran que no está recogida en el reglamento del Parlament y que no es viable a nivel tecnológico. "Lo acordado no es un pleno", subrayan. Los posconvergentes, en cambio, insistieron en la necesidad de reformar de la normativa parlamentaria para adaptarla tanto a los plenos como a las comisiones y que la actividad habitual no cese. Y, en esta dirección, rechazan que el discurso de Torra no sea en una sesión plenaria, aunque no se plantean rechazar la fórmula ofrecida por la Mesa.

La actividad en el Parlament está prácticamente suspendida. El pleno previsto para esta semana quedó suspendido 'sine die' y todas las comisiones, ponencias y comparecencias han sido canceladas. La Mesa sigue reuniéndose por videconferencia, a partir de ahora también lo hará la Junta de Portavoces, y sólo convocará un pleno presencial con voto delegado si es necesario aprobar medidas relacionadas con el coronavirus. Los servicios mínimos se mantendrán hasta el 27 de marzo, cuando se volverá a analizar la situación.