02 dic 2020

Ir a contenido

COMPARECENCIA EN EL CONGRESO

Casado congela las críticas y muestra su apoyo a Sánchez

El líder del PP apuesta por la unidad, pero anuncia que reclamará una investigación cuando pase la crisis

Pide moratoria para alquileres, un plan de choque que rebaje los impuestos y aumento de sueldos en sanidad

Iolanda Mármol

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no está solo ante la crisis por la pandemia del coronavirus, sino que contará con el apoyo del PP como principal grupo de la oposición, aunque le ha reprochado no haber tenido autocrítica y humildad. / VÍDEO: EFE

Pablo Casado pliega velas y congela las críticas. No esconde sus acusaciones a la gestión de Pedro Sánchez ante la pandemia, que considera "negligente", pero reconoce que ahora toca unidad y que, en todo caso, el momento de pedir responsabilidades llegará cuando haya pasado esta crisis sanitaria en una comisión de investigación. El líder del PP lima su discurso inicial, el de hace una semana, cuando atacó con dureza al Gobierno. Este miércoles, ante el Congreso, ha expresado al presidente su mano tendida: "Señor Sánchez, le digo que no está solo en esta batalla, contra esta pandemia puede contar con el PP". 

Casado ha dejado claro que considera claramente mejorable la reacción del Gobierno ante el avance del coronavirus, per ha asumido que ahora es momento de arrimar el hombro y no de azotar al Ejecutivo. "Tiempo habrá de dirimir aquí retrasos y negligencias", ha opinado, para señalar que, más que la comisión de estudio que ha propuesto Sánchez cuando termine la crisis, lo que él perseguirá es una comisión de investigación que aclare si alguien debe asumir responsabilidades por una mala gestión. 

Las discrepancias ideológicas entre Sánchez y Casado para dirimir cómo reconstruir al país después de la crisis se han sintetizado en un puñado de frases. Mientras el presidenta ha apostado por un Estado del bienestar más fuerte, el dirigente popular ha apostado por "reordenar las prioridades del gasto público" para garatizar esos servicios. "No es momento  para confrontar lo público y lo privado", ha zanjado. 

Casado ha propuesto extender la moratoria hipotecaria a los alquileres más vulnerables y un plan de choque fiscal que no solo aplace algunos impuestos, sino que reduzca algunos de ellos como el impuesto de sociedades, la supresión del de actividades económicas y que se cancelen todas las subidas fiscales previstas. También, que el Gobierno "devuelva" a las autonomías los 2.500 millones "que les adeuda". En breve: ha pedido a Sánchez que aplique el programa económico del PP.  En su batería de propuestas también ha planteado un aumento salarial para el personal sanitario. 

Dardo envenenado el que le ha lanzado a Sánchez cuando le ha garantizado que su partido, el PP, será más leal al Gobierno que sus propios socios de coalición, en referencia a Podemos. "Si ellos le fallan, aquí nos tiene nuestros votos", ha señalado. Aún así, ha evitado comprometer si esos votos serán también para apoyar los Presupuestos de emergencia que Sánchez quiere presentar en cuanto termine la crisis. 

"A nosotros España no nos importa un rábano como escuchaba de uno de sus socios", ha señalado en alusión a las palabras de Quim Torra este martes.