en la cárcel de puig de les basses

Dolors Bassa, aislada por síntomas de coronavirus

La 'exconsellera' de Treball está confinada desde ayer en la enfermería de la prisión

La ’exconsellera’ de Trabajo, Dolors Bassa.

La ’exconsellera’ de Trabajo, Dolors Bassa. / JORDI COTRINA

Se lee en minutos

Efe

La 'exconsellera' de Treball Dolors Bassa permanece aislada en la enfermería de la cárcel Puig de les Basses de Figueres donde cumple condena, por síntomas sospechosos de coronavirus. Según han informado fuentes penitenciarias este martes, Bassa, confinada desde ayer en la enfermería de la prisión, es la tercera de los líderes independentistas presos que ha tenido que ser aislada por síntomas compatibles con coronavirus, después de que lo fueran el expresidente de la ANC Jordi Sànchez y el 'exconseller' Josep Rull.

Desde el pasado 17 de febrero, la exconsellera, condenada a doce años de cárcel por el Supremo, podía salir de prisión tres días a la semana, durante ocho horas, para cuidar de su madre, en aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario, que en su caso cuenta con el aval del juzgado de vigilancia penitenciaria.

No obstante, debido a las medidas para evitar la propagación del coronavirus, la exconsellera renunció ayer a las salidas previstas en el 100.2, igual que el resto de líderes independentistas presos, con la excepción del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, que sí acudió a trabajar a su empresa.

Posteriormente, las salidas previstas en el artículo 100.2 fueron suspendidas por el Departamento de Justicia -igual que los permisos y el tercer grado-, de forma que desde esta mañana ninguno de los políticos presos puede abandonar la prisión.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Te puede interesar

A ello se suma, además, que se han cancelado algunas de las actividades exteriores en que participaban los políticos presos: es el caso del líder de ERC Oriol Junqueras, docente en la Universitat de Vic, que el pasado sábado decidió cerrar sus dependencias.

Hasta ahora, se ha detectado un positivo de coronavirus y doce sospechosos entre la población reclusa de las cárceles catalanas, así como un caso de contagio y 16 sospechosos entre el personal penitenciario.