PANDEMIA

Sánchez informará sobre el coronavirus el miércoles en el Congreso

Casado aparca las críticas y ofrece el apoyo del PP si el presidente no tiene el apoyo de sus "socios" independentistas

El jefe del Ejecutivo conversará con el resto de líderes políticos este lunes para informarles de las medidas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la comparecencia en la Moncloa, ayer viernes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la comparecencia en la Moncloa, ayer viernes. / EFE / POOL

4
Se lee en minutos
Iolanda Mármol

Pedro Sánchez comparecerá este miércoles en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la situación del coronavirus en España y explicar las medidas que va adoptando el Gobierno para combatir la pandemia. El presidente ha dado negativo a las pruebas, pero sí están contagiados dos de los ministros y su esposa, Begoña Gómez, de forma que se está buscando el modo más efectivo de presentar estas explicaciones siguiendo la máxima cautela. La Cámara baja ha suspendido sus actividades por la pandemia, pero la Constitución obliga a que el presidente comparezca tras decretar el estado de alarma para informar a las Cortes. 

Fuentes parlamentarias han informado de que la presidenta del Congreso de los Diputados, Mertixell Batet, ya ha convocado un pleno presencial para el próximo miércoles 18 de marzo que comenzará a las 9:00 horas. Según explican las mismas fuentes, solo tendrán obligación de estar presentes los portavoces que vayan a intervenir en el debate, cuyos tiempos serán los establecidos en el reglamento de la Cámara baja. En este mismo sentido, tan solo tendrá que estar presente la presidenta de la Mesa del Congreso, un vicepresidente y un secretario.

Mientras tanto, Sánchez ha comenzado este lunes una ronda de contactos con los líderes del resto de partidos. Ya ha hablado con el presidente del PP, Pablo Casado. Fuentes gubernamentales indican que en la conversación, por videoconferencia, le ha transmitido la importancia de mantener la unidad de acción contra el virus y de evitar que la batalla tenga "colores políticos". Hasta ahora, el dirigente conservador ha sido especialmente duro con el Gobierno y le ha acusado de negligente.  

Casado ha pronunciado un breve discurso desde su despacho en la sede de Génova para comentar la reunión. El líder del PP se ha olvidado de las críticas que hizo estos días atrás por el retraso en la gestión de la crisis por parte del Gobierno y se ha centrado en comentar las ideas que le ha planteado para que el impacto de la pandemia sea el menor económica y socialmente. “Es importante que rememos todos en la misma dirección”, ha asegurado. Casado ha ofrecido el apoyo de su partido a Sánchez para que, en caso de que sus "socios de Gobierno o de investidura", en referencia a los independentistas y los nacionalistas, le pongan algún “condicionamiento”, pueda contar con el respaldo de los conservadores. “Cada minuto cuenta”, ha subrayado.

Línea de liquidez de 100.000 millones

El presidente del PP ha planteado a Sánchez que la línea de liquidez pública para asegurar el crédito a empresarios y autónomos llegue a los 100.000 millones de euros. También ha pedido que se “intensifique la protección a los trabajadores” para que no tengan “preocupaciones en el ámbito de su nómina”. “Le he dado todo nuestro apoyo para afrontar las medidas económicas de choque mañana aprobará en el Consejo de Ministros y que nosotros ya trazamos la semana pasada”, ha afirmado.

La ronda con los dirigentes de los partidos políticos, indican fuentes gubernamentales, tiene por objeto facilitar información precisa sobre las medidas adoptadas para hacer frente a esta emergencia y reiterarles la necesidad de mantener la unidad de todos para lograr frenar el virus. El contacto, anunciado la semana pasada, llega tras que el Gobierno haya reconocido este lunes que el estado de alarma podría prorrogarse más allá de 15 días con medidas más severas de las ya aplicadas. 

Ceses inmediatos

Tras la conversación mantenida entre Sánchez y Santiago Abascal, el portavoz de Vox y eurodiputado, Jorge Buxade, ha ofrecido una rueda de prensa virtual para señalar que el Gobierno tiene que ganar "credibilidad" para enfrentar la crisis del coronavirus y que para ello debe cesar al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, por su "ineficiencia", y a la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. Además, al PSOE le ha pedido que enfrente "los problemas que tiene con Podemos como organización neocomunista".

El dirigente ultra también ha pedido al Gobierno que levante las restricciones sobre los comercios para que puedan abrir. Según ha explicado, no hay diferencia entre que habrá un supermercado o una mercería o un taller mecánico si se cumplen las medidas de seguridad sanitarias. "No podemos paralizar la actividad económica del país", ha segurado antes de hacer hincapié en que "el Estado debe velar por la garantía sanitaria pero sin establecer restricciones excesivas". En este sentido, ha plantrado medidas que puedan mantener a flote la economía.

Medidas valientes

El jefe del Ejecutivo también ha mantenido una reunión telemática con el portavoz parlamentario de Unidas PodemosPablo Echenique. Según fuentes del partido, el dirigente morado ha trasladado a Sánchez el apoyo de la formación a las "medidas referentes al Estado de alarma, así como a su prórroga en el Congreso de los Diputados por el período que el Gobierno estime conveniente para vencer a la epidemia". 

Noticias relacionadas

Además, al igual que hicieron varios dirigentes de Unidas Podemos el pasado domingo, Echenique ha trasladado al Presidente del Gobierno la necesidad de adoptar "medidas valientes para proteger a los más vulnerables frente al impacto económico del coronavirus, así como garantizar recursos del Estado para minimizar el impacto en los trabajadores asalariados, autónomos y PyMEs".