26 oct 2020

Ir a contenido

REUNIÓN TELEMÁTICA

Coronavirus: Torra se desmarca de la "unidad de acción" de la conferencia de presidentes

Urkullu se muestra crítico pero no da muestras de que vaya a desobedecer las indicaciones

La ministra de Defensa avisa al 'president' que "no merece ser llamado responsable político" si hace un planteamiento "puramente político"

Pilar Santos / Roger Pascual

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la videoconferencia de presidentes autonómicos, convocada por el jefe del Ejecutivo para garantizar una coordinación al más alto nivel en la respuesta conjunta, urgente y necesaria al coronavirus. / EFE / POOL / VÍDEO : MONCLOA

Pedro Sánchez ha dirigido por la mañana del domingo una Conferencia de Presidentes virtual en la que abordaron la grave crisis sanitaria con los dirigentes de los gobiernos autonómicos. No estaban todos juntos desde el 2012 ya que en la última, en el 2017 con Mariano Rajoy en la Moncloa, no acudieron los presidentes de Euskadi y Catalunya. En esta ocasión, pese a las críticas a la gestión de la pandemia, tanto Íñigo Urkullu como Quim Torra acudieron a la cita virtual, en la que ambos airearon sus críticas al Gobierno. Pero mientras el lendakari firmó el comunicado compartido que apelaba a la «unidad de acción», el ‘president’ se negó a rubricarlo, provocando una nueva tormenta política.

Después de casi cuatro horas de reunión telemática, la Moncloa había informado en un comunicado que Sánchez que había visto a todos los presidentes autonómicos concienciados de la necesidad de la «unidad de acción» para frenar el contagio del coronavirus. Horas después se conocía que Torra no había querido suscribir el texto unitario, en el que los presidentes se comprometían a trabajar desde la «coordinación, la colaboración y la solidaridad» y mantener una comunicación «fluida y eficaz sobre todos los asuntos que afecten a la pandemia».

Enfado gubernamental

«Cuando se tomen las medidas necesarias y se atiendan las demandas urgentes que hemos hecho, entraremos en valorar comunicados», explicaron fuentes de Presidència de la Generalitat. El gesto le valió a Torra muchas críticas. La rueda de prensa que ofrecieron por la noche los ministros de Salud, Salvador Illa,  el de Interior, Fernando Grande Marlaska, el de Transportes, José Luis Ábalos. y la de Defensa, Margarita Robles, evidenció el profundo malestar que había generado. «No concibo que el señor Torra pueda quedar muy por detrás de los ciudadanos de Catalunya», denunció Robles. La titular de Defensa señaló que si algún responsable público hace un planteamiento «puramente político» de esta situación «no merece ser llamado responsable político». «No concibo ese posicionamiento y si ese posicionamiento se diera tiene que queda al margen de la vida pública».  

Críticas de Iceta y Arrimadas

Miquel Iceta e Inés Arrimadas airearon también su enfado con Torra. «Los socialistas catalanes estamos indignados por el hecho de que el presidente de la Generalitat sea el único presidente de comunidad autónoma que no suscribe el comunicado de la reunión entre el presidente del Gobierno de España y los presidentes de las comunidades autónomas», clamó el primer secretario del PSC. «Una vez más queda claro quién está a la altura y quién no». La líder de Ciudadanos coincidió en lamentar que haya dirigentes que «no sepan estar a la altura». «No creo que sorprenda a nadie que los partidos nacionalistas o secesionistas sean incapaces de apartar, aunque sea en un momento como este, sus reivindicaciones territoriales», asestó.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Tanto Torra como Urkullu manifestaron sus críticas al decreto en la reunión. El ‘president’ comentó tras la cita que había hecho saber que ve insuficientes las medidas aprobadas por Sánchez y reclamó medidas más drásticas. Pero no respondió que desobedecerá cuando se le preguntó si lo hará, solo reclamó a los catalanes que sean «cívicos» y «solidarios» para no poner en riesgo más vidas.

Aunque la queja de Urkullu en la reunión de presidentes solo durara 10 segundos, ahondó en ella en la rueda de prensa posterior, mostrando su disconformidad con varios aspectos del real decreto que establece el estado de alarma y dijo que la asunción por parte del Gobierno central del mando de la Ertzaintza era una medida «innecesaria». Pero, a renglón seguido, dejó claro que su Ejecutivo «cumplirá con responsabilidad» esta norma. «Lo primero para el Gobierno Vasco es el interés general de la ciudadanía ante la gravedad de la situación», afirmó Urkullu.

Plan Marshall

En principio, la reunión de presidentes se iba a celebrar el sábado pero el Consejo de Ministros que debatió el estado de alarma se alargó más de lo previsto y tuvo que aplazarse. En ella, el dirigiente valenciano Ximo Puig pidió que plantee a la Unión Europea que elabore un «plan Marshall» tan «potente» como el que se aplicó después de la segunda guerra mundial para salir de esta grave crisis transversal. Tambíen reclamó que se piense en las posibles consecuencias psicológicas que puede tener el confinamiento temporal de los españoles, acostumbrados a los ritmos de una sociedad mediterránea que pasa muchas horas en la calle y en los espacios públicos. Puig admitió que en el debate había habido algunas disensiones, pero que en general fue positivo. «En el fondo hay un combate común y eso es lo que representa hoy la Conferencia de Presidentes: todos juntos contra la pandemia, todos juntos para salvar vidas». 

Ayuso: "Este virus no entiende de comunidades"

Además de Urkullu y Torra, también varios más, entre otros los populares Fernando López Miras (Murcia). Juanma Moreno (Andalucía) e Isabel Díaz Ayuso (Madrid) exhibieran sus discrepancias. Pese a ello, esta última reclamó una «acción conjunta» que cree que debería haberse puesto en marcha «hace tiempo», después de afirmar en la Conferencia que «España no es una nación de naciones» y  que este virus «no entiende de comunidades».