01 oct 2020

Ir a contenido

CORONAVIRUS

El PP apoya el decreto pero critica la gestión del gobierno

Populares, Vox y Cs respaldan la medida y atacan a los socios de Sánchez

Roger Pascual

El presidente del PP, Pablo Casado, junto Teodoro García Egea, secretario general del partido.

El presidente del PP, Pablo Casado, junto Teodoro García Egea, secretario general del partido. / DAVID CASTRO

El PP ha cargado contra Pedro Sánchez por la gestión del estado de alarma por el coronavirus y las discrepancias surgidas entre Podemos y el PSOE por este asunto en el consejo de ministros. Pese a ello populares, Cs y Vox han dado su apoyo al decreto, a la vez que han atacado a los socios del PSOE.
«Sánchez tiene más lealtad en el PP que en sus socios. No se puede exigir exigir unidad a la oposición cuando el gobierno está dividido», ha clamado Pablo Casado. «Una vez más no ha estado a la altura», ha espetado el líder popular, ahondando en la «improvisación y la incapacidad de reacción» del gobierno de coalición. «Celebro que Pedro Sánchez haya excluido aparentemente a separatistas y comunistas de la gestión de esta emergencia», ha comentado Santiago Abascal que había ofrecido su respaldo al presidente para «escapar del miserable chantaje comunista y separatista».

Documento

Decreto de estado de alarma

Decreto de estado de alarma

Tanto el PP, como Vox y Cs reservaron la mayoría de dardos para Pablo Iglesias, Quim Torra y el resto de aliados del PSOE. Casado denunció que el gobierno catalán y vasco habían «desafiado» al Estado y remarcó la «deslealtad» del ‘president’. 

«Ciudadanos es un partido leal y con sentido de Estado, al contrario que los socios de Sánchez», ha apuntado Inés Arrimadas, tras tomar posesión como presidenta naranja. En la línea de los últimos días, la nueva líder de la formación ha vuelto a tender la mano en esta situación excepecional. «Es evidente que se deberían haber hecho las cosas de otra manera y que se debería haber actuado mucho antes. Pero en esta etapa de auténtica emergencia vamos a ser, como siempre, una oposición de Estado, leal, que siempre va a poner los intereses de los españoles por encima de los intereses del partido».