30 oct 2020

Ir a contenido

Ortega Smith da positivo por coronavirus y Vox pide perdón por el acto del domingo

La formación de Abascal se escuda en que el Gobierno no suspendió la manifestación del 8-M

El Ayuntamiento de Madrid desaloja el edificio donde están las oficinas de Vox para desinfectarlo

Miguel Ángel Rodríguez

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Ortega Smith.

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Ortega Smith. / EP

Vox ha anunciado que su secretario general, Javier Ortega Smith, ha dado positivo en coronavirus. El anuncio llega dos días después de que el dirigente ultra participara en la Asamblea General del partido en Madrid. Un acto en el que congregaron a cerca de 10.000 personas y por el que la formación pide disculpas: "Fue un error por el que perdimos perdón". No obstante, los de Santiago Abascal se escudan en que el Gobierno tampoco canceló la manifestación del 8-M. 

La noticia del contagio de Ortega Smith ha llevado a la Mesa del Congreso de los Diputados a suspender la actividad parlamentaria de esta semana. Según ha explicado la presidenta de la Cámara baja, Meritxell Batet, la cuarentena autoimpuesta por los 52 diputados de Vox "reduce la legitimidad democrática" de las decisiones que se puedan tomar y por ello se aplazará el pleno de esta semana.  

"Aunque nos planteamos suspenderlo por coronavirus [el acto del fin de semana], decidimos seguir adelante al ver que el Gobierno permitía que se celebraran manifestaciones por toda España, partidos de fútbol y actos religiosos", argumentan los de extrema derecha en un comunicado enviado a la prensa. Así, Vox se escuda en la acción del Ejecutivo para defender la celebración de un mitin multitudinario en el pabellón de Vistalegre

 

La formación últra también se reprocha haber sido "cándidos" al creer que el Gobierno "antepondría al menos la salud de los españoles antes que su agenda propagandística". Unos reproches que culminan con acusaciones directas al Ejecutivo: "El Gobierno conocía el alcance de la amenaza y no ha hecho nada por contenerla". 

En el capítulo de críticas al Gobierno, el propio Abascal les ha acusado de "mentir a todos los españoles", de "ocultar información" y de "salir con guantes de latex detrás de una pancarta", en referencia a una imágenes en las que la ministra de Educación, Isabel Celáa, lleva unos guantes morados durante la manifestación del 8-M.

"Ni siquiera yo podía pensar que su falta de escrúpulos y su incapacidad llegarían hasta este extremo, callando la gravedad de la crisis y permitiendo que todos continuásemos con reuniones políticas, festivas o deportivas a lo largo del fin de semana", ha sentenciado en un vídeo publicado en Twitter. Así, ha pedido al presidente del Gobierno que "reconozca los errores cometidos, que cese a la vicepresidenta [Carmen] Calvo y que tome las medidas necesarias".

Baño de masas

"Entendimos que habría sido irresponsable generar alarma suspendiendo un acto público mientras el resto del país seguía funcionando con normalidad", apuntan en la noto de prensa en relación a la Asamblea General. Una concentración en la que Ortega Smith se dio un baño de masas entre afiliados y cargos orgánicos y públicos del partido. 

 

Además, explican que "en lógica coherencia y por responsabilidad" han decidido que los 52 diputados que Vox tiene en el Congreso "sigan trabajando desde sus casas, desde donde controlarán a este Gobierno irresponsable que juega con la vida de los españoles". Los 12 diputados de la formación ultra en la Asamblea de Madrid también han decidido ponerse en cuarentena y trabajar desde casa. 

Desalojo en Madrid

Otra de las consecuencias que ha tenido el positivo en coronavirus de Ortega Smith es que el Ayuntamiento de Madrid ha desalojado el edificio en el que se encuentran las oficinas de los grupos municipales. Debido a que el dirigente de Vox es concejal en el Consistorio, se ha decidido que el edificio municipal en el que están los grupos de la oposición (Más Madrid, PSOE y Vox) sea desinfectado para evitar otros posibles contagios.