13 ago 2020

Ir a contenido

delegaciones en el extranjero

Exteriores avisa de que "tomará medidas" si Catalunya no respeta las reglas con sus 'embajadas'

González Laya explica que la comunidad autónoma debe pedir un informe preceptivo y no vinculante sobre la idoneidad de abrir las delegaciones

El Periódico / Agencias

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, durante la sesión de control al Gobierno.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, durante la sesión de control al Gobierno. / BALLESTEROS (EFE)

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha avisado este lunes de que si Catalunya o cualquier otra comunidad autónomas no respeta las reglas del juego con la gestión de sus 'embajadas' en el exterior, el Gobierno "tomará medidas" como se ha hecho en el pasado.

De esta forma ha respondido durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Forum Europa al ser preguntada por el uso que el Gobierno de Quim Torra hace de las delegaciones catalanas en el extranjero. González Laya ha defendido que Catalunya, como el resto de autonomías, lo que debe hacer a la hora de abrir 'embajadas' en el exterior es "respetar la legalidad" y ha explicado que para hacerlo la comunidad autónoma en cuestión debe pedir un informe preceptivo, "que no vinculante", al Gobierno, que debe valorar la idoneidad de esa apertura.

"Si se respetan las reglas del juego para la apertura de delegaciones en el exterior y si cada uno hace lo que la ley dice que puede hacer, no habrá problema", ha dicho la titular de Exteriores, para añadir que el Gobierno "claro que tomará medidas" en caso contrario.

La visita de la vicepresidenta Delcy Rodríguez

Eso sí, ha querido dejar claro que, de entrada, partirá del principio de "confianza" de que todas las comunidades, incluida Catalunya, van a respetar las reglas del juego porque, según ha admitido, no le gusta empezar las relaciones "desde la desconfianza". Venezuela ha sido otro de los asuntos por los que se le ha preguntado a González Laya y, singularmente, por la visita que la vicepresidenta de ese país, Delcy Rodríguez, realizó el pasado 20 de enero a España.

Sin embargo, la ministra ha evitado pronunciarse sobre esa visita y se ha limitado a señalar que el Gobierno está trabajando "discretamente" con Venezuela para acompañar a sus ciudadanos en la búsqueda de una solución a un conflicto que "no va a resolver ni España ni la comunidad internacional, sino los venezolanos", y que pasa por unas elecciones "libres, transparentes y democráticas".

Venezuela ha sido otro de los asuntos por los que se le ha preguntado a González Laya y, singularmente, por la visita que la vicepresidenta de ese país, Delcy Rodríguez, realizó el pasado 20 de enero a España. Sin embargo, la ministra ha evitado pronunciarse sobre esa visita y se ha limitado a señalar que el Gobierno está trabajando "discretamente" con Venezuela para acompañar a sus ciudadanos en la búsqueda de una solución a un conflicto que "no va a resolver ni España ni la comunidad internacional, sino los venezolanos", y que pasa por unas elecciones "libres, transparentes y democráticas".

Discrepanacias en el Gobierno de coalición

"Por eso mantengo la discreción e insisto en que lo importante es dar pasos, por pequeños que sean, para avanzar hacia unos comicios y evitar ceder ante quienes quizá buscan provocar -y no hablo de España- y desviar la atención. Y en eso es en lo que trabajamos", ha indicado. Preguntada en este punto sobre si teme también discrepancias con Unidas Podemos en materia de política exterior, la ministra ha respondido destacando que este Gobierno de coalición, el primero desde los años 30, es un "experimento" en el que los socios "no se corrigen" sino que "están constantemente haciendo ejercicios de consensos".

"Eso es lo que hacen los gobiernos maduros, no el Gobierno de Maduro", ha bromeado González Laya, antes de recalcar que "hay poco" de política exterior en el pacto de gobierno suscrito entre el PSOE y Unidas Podemos y que las cuestiones que van surgiendo en este áerea "se trabajan día a día". La ministra de Exteriores también ha apostado por "gastar más en Defensa" para reforzar así la OTAN y la política de defensa europea, no sólo para desarrollar una industria militar sino sobre todo para combatir amenazas como la del terrorismo yihadista en territorios como el Sahel o la lucha contra la trata de personas.

Respecto a la cuestión migratoria, que se ha agravado tras los bombardeos de Siria y la apertura de fronteras de Turquía, la ministra ha subrayado la importancia de entender que éste es un asunto "poliédrico" en el que se necesita tratar con los países de origen para ayudarles a mejorar sus economías, luchar de forma "inmisericorde" contra las bandas de criminales que tratan con personas, regular "rápidamente" la migración en Europa, distinguir entre refugio, asilo y migración y abrir canales de migración legal. "La respuesta estará en parte en España y en Europa", ha dicho.

Negociaciones por el Brexit

Sobre las negociaciones entre España y Reino Unido en torno a la situación de Gibraltar tras el Brexit, González Laya ha señalado que nuestro país quiere un acuerdo "lo más ambicioso posible" y que lo que resta es saber qué es lo que quiere la otra parte.

En todo caso, ha asegurado que España será "sobria" pero mostrara "determinación" para alcanzar unos resultados que respondan a los intereses económicos y comerciales del país. De entrada, el Gobierno ya ha empezado a hacer su trabajo dialogando con actores del campo de Gibraltar para construir su posición de negociación. Durante su comparecencia, la ministra ha puesto en valor la próxima visita de Estado de los Reyes de España a Estados Unidos recordando que es la tercera vez en esta legislatura que ese país invita a un jefe de Estado, después de Francia y Australia, quien considera que este gesto supone "una señal muy clara" de la "sólida relación" entre ambos países.

Por ello, González Laya considera que esa visita es "una buena oportunidad" para reforzar las relaciones comerciales y económicas con Estados Unidos, con los que cada día se intercambia "800 millones de euros", y por eso ha avanzado que la próxima semana tanto ella como la ministra de Industria, Reyes Marotoviajarán a Washington para preparar el encuentro.