28 sep 2020

Ir a contenido

PROTESTA CONSTITUCIONALISTA

Primer corte de Societat Civil Catalana en los túneles de Vallvidrera

La plataforma reúne unas cuarenta personas en protesta por la manifestación independentista diaria en la Meridiana

La Conselleria d'Interior sí aconsejó a la plataforma SCC reducir la duración de la acción para minimizar el daño a la movilidad

Guillem Sànchez

Manifestantes de Societat Civil Catalana cortan el tráfico en la Via Augusta de Barcelona.

Manifestantes de Societat Civil Catalana cortan el tráfico en la Via Augusta de Barcelona. / ÁLVARO MONGE

Ha habido un grito en contra de un conductor presuntamente independentista: "Marchaos a casa, mataos". Y uno de otro conductor –no tan presuntamente– favorable a la movilización unionista: "¡Viva España!". No ha habido más 'incidentes' en la acción convocada por la plataforma Societat Civil Catalana (SCC) para impedir la circulación por los túneles de Vallvidrera en respuesta a los cortes de la Meridiana, diarios desde que se publicó la sentencia contra los líderes del 'procés' el 14 de octubre del 2019, 

La entidad había comunicado a la Conselleria d'Interior su intención de cortar esta arteria, una de las principales de la ciudad, cada viernes por la tarde. Este 6 de marzo ha sido la primera ocasión en que ha llevado a la práctica su anuncio. Interior, haciendo suyo un informe de la Guardia Urbana de Barcelona que recomendaba que el corte de tráfico fuera menor –de media hora en lugar de las dos previstas– y que dejara libres los carriles laterales para impedir que los vehículos sorprendidos pudieran ser retirados, pidió a SCC que aceptara una rebaja de sus pretensiones para minimizar el grado de afectación a la red viaria. La plataforma aceptó.

La Guardia Urbana ha realizado hasta cuatro informes distintos aconsejando tomar medidas similares para los cortes de la Meridiana comunicados por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) pero la Conselleria de Miquel Buch los ha ignorado todos y la movilización independentista se mantiene sin cambios. 

El corte de este viernes ha provocado un colapso relevante en las calles adyacentes, abarrotadas de conductores que pretendían salir de la ciudad, en muchos casos de escapada de fin de semana. Ese era precisamente el objetivo de la protesta: incordiar a la zona alta, que acostumbra a usar el túnel de Vallvidrera para abandonar Barcelona por el camino más rápido los viernes por la tarde, "en solidaridad" con los vecinos de la Meridiana que llevan más de cuatro meses soportando las protestas independentistas en su vecindario. 

"Cortemos los cortes"

Cuando el reloj ha señalado las 19.00 horas, un grupo de unas cuarenta personas han invadido los carriles centrales y han desplegado una pancarta con el lema: "Cortemos los cortes". La presencia de periodistas, tanto de prensa y radio como de televisión, ha sido casi tan nutrida como la suma de manifestantes aportada por SCC.

La acción ha obligado a la Guardia Urbana y a los Mossos d'Esquadra a desplegar un importante dispositivo para asegurarse, en primer lugar, de que no quedara ningún coche retenido en el interior del túnel de Vallvidrera y, en segundo lugar, para desviar al resto de vehículos hacia la ronda de Dalt o hacía calles residenciales del distrito de Sarrià-Sant Gervasi.  

El corte se ha producido sobre la Vía Augusta a la altura de la calle Hort de la Vila. El presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, ha justificado la acción. "Con este gesto esperamos que la Generalitat ponga fin a los cortes de carreteras", ha pedido. "Nos parece intolerable que un grupo independentista en connivencia con la Conselleria d’Interior entorpezca el regreso a casa de tantos trabajadores diariamente desde hace casi 150 días", ha añadido.