29 oct 2020

Ir a contenido

ACCIDENTES MORTALES

La Patrulla Águila estudia su futuro tras perder en seis meses a sus dos pilotos expertos en las piruetas más extremas

Tanto el comandante Garvalena como el oficial Marín ocupaban el puesto conocido como 'Solo', el más experimentado, que ha quedado ahora vacante

Europa Press

Las siete aeronaves de la Patrulla Águila durante el desfile del 12 de octubre del 2018, en Madrid.

Las siete aeronaves de la Patrulla Águila durante el desfile del 12 de octubre del 2018, en Madrid. / Efe / Zipi

La muerte del comandante Eduardo Garvalena la pasada semana frente a La Manga (Murcia), sumada al fallecimiento del oficial Francisco Marín hace tan solo seis meses, ha sumido a la Patrulla Águila en una situación de incertidumbre. A la conmoción por la pérdida de dos compañeros se suma un futuro en duda, dado que ambos ocupaban el puesto conocido como 'Solo', el más experimentado, y que ha quedado ahora vacante.

Tanto Garvalena como Marín ocupaban ese puesto, también llamado 'Aguila 5', que es el piloto encargado de llevar el avión a sus límites de la forma más segura y espectacular.

Dada la dificultad del puesto, un 'Solo' se dedica a la formación de su sucesor. Ahora, tras el fallecimiento de sus dos últimos ocupantes, ese cargo ha quedado sin titular ni posible relevo, ya que nadie tiene los suficientes conocimientos para ocupar los mandos de ese puesto en un avión C-101.

Con base en San Javier (Murcia), la Patrulla Águila nació en el año 1985 como unidad acrobática del Ejército del Aire. Es una de las más aplaudidas en todas las exhibiciones o desfiles en los que participa, pintando en el cielo los colores de la bandera de España.

La forman un jefe, siete pilotos titulares y pilotos reservas, todos ellos además profesores en la Academia General del Aire (AGA) de San Javier formando a los futuros oficiales del la Fuerza Aérea española.

Temoprada en duda

Esta situación deja actualmente a la Patrulla Águila con solo seis integrantes y los vuelos en formación están suspendidos porque, al faltar un elemento tan importante como el 'Solo', deben estudiar cómo hacer las maniobras sin este punto, según han explicado fuentes del Ejército del Aire.

De hecho, la Patrulla estaba ahora dedicada a vuelos de entrenamiento y su temporada este mayo, con su participación en el desfile por el Día de las Fuerzas Armadas el 30 de mayo en Huesca como una de sus citas más importantes en agenda.

Sin embargo, ahora todo este calendario está en el aire a la espera de una decisión sobre si es posible reconfigurar la formación o se suspende la actividad temporalmente.