01 abr 2020

Ir a contenido

PATRULLA ÁGUILA

Muere un piloto de la Academia General del Aire al estrellarse en La Manga

Se da la circunstancia de que el comandante Garvalena sustituyó a Francisco Marín tras su accidente mortal del verano pasado

Es el tercer accidente aéreo que ocurre en la costa de la Región desde 2019

Alberto S. De La Peña / A.L.H. / Agencias

Labores de búsqueda del comandante Garvalena que se ha estrellado en La Manga. / FERNANDO GARCÍA / LA OPINIÓN DE MURCIA

El comandante Eduardo Fermín Garvalena ha muerto este jueves al estrellarse el avión militar que pilotaba en La Manga (Murcia). Garvalena, de 38 años y padre de tres hijas, tenía a sus espaldas 2.300 horas de vuelo. Se da la circunstancia de que este miembro de la Academia General del Aire (AGA) sustituyó a Francisco Marín tras su accidente mortal del verano pasado.

El avión con el que se precipitó al Mar Mediterráneo es un C-101. Según el Ejército del Aire, la unidad acrobática estaba realizando un entrenamiento y uno de los reactores ha caído, por causas que se desconocen, al agua a la altura del kilómetro 6,5 de La Manga, tal y como informa 'La Opinión de Murcia'.

Dos barcos de la empresa de emergencias de San Javier se dirigen a la zona y se prepara para actuar un equipo de buzos para las labores de búsqueda del piloto. Este equipo pertenece a la empresa de emergencias de San Javier y fue el mismo que intervino en el accidente del avión de entrenamiento que se estrelló en septiembre del año pasado frente al aeropuerto de San Javier. Un camión polivalente de esta empresa también se dirige a la zona.

Es el tercer accidente aéreo que ocurre en la costa de la Región de Murcia en los últimos siete meses. El primero ocurrió en agosto, también en La Manga, cuando un avión de la Patrulla Águila cayó al mar. Se saldó con la muerte del piloto, el comandante Francisco Marín, al cual sustituyó Garvalena. El segundo tuvo lugar semanas después en Santiago de la Ribera. El instructor Daniel Melero y la alferez Rosa Almirón perdieron la vida cuando la aeronave en la que hacían prácticas se estrelló al poco de despegar.

Avión de acrobacias 

El avión C-101 es desde hace casi 40 años el avión oficial de entrenamiento del Ejército del Aire y terminará su vida útil en 2020-2021.

El Ministerio de Defensa de España firmó a principios de año el contrato con la empresa suiza Pilatus Aircraft para el suministro de 24 aviones de entrenamiento PC-21, que estarán operativos a finales de este año, para sustituir a la actual flota de 66 reactores C-101.

En su última visita a la Región de Murcia, la Ministra de Defensa, Margarita Robles, comunicó que "no hay fecha concreta" para la llegada de estos nuevos aviones y que "se están cumpliendo los procesos administrativos".