03 jul 2020

Ir a contenido

LITIGIO POR LAS OBRAS DE ARTE

Santi Vila presenta la escritura de su casa para afrontar la fianza de Sijena

La jueza deniega al 'exconseller' la prórroga de un mes para reunir los 216.000 euros por el caso de desobediencia

ACN

El ’exconseller’ de Cultura Santi Vila, en una imagen de archivo.

El ’exconseller’ de Cultura Santi Vila, en una imagen de archivo. / RICARD FADRIQUE

El 'exconseller' Santi Vila ha presentado este viernes en los juzgados de Huesca las escrituras de su casa como aval para la fianza de 216.000 euros que le reclama el juzgado de instrucción número 3 por un supuesto delito de desobediencia por resistirse a entregar las obras de arte de Sijena

La jueza había rechazado la solicitud de Vila de concederle una prórroga de un mes para reunir esa fianza. El 'exconseller' se ha mostrado resignado pero ha considerado el caso un "despropósito" y la fianza "desproporcionada. Ha recordado que el mismo Gobierno de Aragón se ha retirado de la causa y la fiscalía solo pide entre 4.000 y 5.000 euros de fianza. Es la acusación particular del Ayuntamiento de Vilanova de Sixena la que reclama la fianza más elevada.

Vila había pedido inicialmente amparo económico a la Generalitat para hacer frente a esa reclamación económica pero no se le concedió. Tras ello, el 'exconseller' solicitó ayuda a la Caixa de Solidaritat, el fondo creado por el independentismo para hacer frente a los gastos que suponen los procesos judiciales constra sus dirigentes, pero Vila tampoco encontró ayuda ahí.  Justo este viernes el Tribunal de Cuentas ha confirmado que la caja de solidaridad ha procedido a completar las fianzas impuestas a los líderes independentistas por el 1-O.

El que fuera 'conseller' de Cultura del Govern de Carles Puigdemont ha remarcado que en el cas del arte de Sijena, desde el Govern se cumplió el mandato judicial y se entregaron las obras reclamadas. Ha subrayado que el Gobierno de Aragón cuando vio que era él el acusado "se retiró porque vio que se estaban desenfocando las cosas". Según Vila, los servicios jurídicos de la Generalitat entendieron que él, como 'conseller' de Cultura no era la persona competente para decidir la entrega de las piezas reclamadas y que lo máximo que podía hacer era ordenar la incoación de un expediente para escuchar a las partes. Esta es la tesis que defiende ante la justicia

Conflicto diferente al 'procés'

Vila ha señalado que a diferencia del 'procés', el caso de Sijena es un conflicto ajustado a derecho desde el primer día. Ha recordado que él tenía informes jurídicos del Govern que marcaban el camino a seguir en este conflicto sobre las obras de arte de Sijena. El 'exconseller' espera ahora que el Tribunal Supremo le dé la razón ya que la sentencia de Huesca es provisional.

Ha destacado que el año en que se produjo la entrega de las 44 piezas de Sijena del Museo de Lleida fue "el peor de los posibles" por el contexto y la atmósfera que se respiraba en Catalunya. En este marco, la relación entre Lleida y Huesca "no era la óptima".