07 ago 2020

Ir a contenido

A PARTIR DEL 2021

Los Mossos d'Esquadra se podrán jubilar anticipadamente a los 59 o 60 años

La Conselleria d'Interior llega a un acuerdo "histórico" con una amplia mayoría sindical

Óscar Hernández

Un momento de la reunión mantenida esta tarde entre responsables de INterior y representantes sindicales de los Mossos d’Esquadra.

Un momento de la reunión mantenida esta tarde entre responsables de INterior y representantes sindicales de los Mossos d’Esquadra. / CONSELLERIA D'INTERIOR

Los Mossos d'Esquadra se podrán jubilar anticipadamente a los 59 o 60 años, a partir del 2021, después de un acuerdo alcanzado esta misma tarde entre una amplia mayoría sindical y la Conselleria d'Interior. Tanto los sindicatos como fuentes del Departament d'Interior han calificado el acuerdo de "histórico" ya que pone fin a un largo desencuentro entre el Govern de la Generalitat y los sindicatos de los Mossos d'Esquadra.

La principal medida del acuerdo equipara la situación de los policías catalanes a la de los agentes de las policías municipales que a finales del 2018 consiguieron también adelantar la edad de jubilación a los 59 años. Esta decisión es importante en una profesión que requiere un gran esfuerzo físico, además del desgaste psicológico que supone, y que dificilmente se puede equiparar a otros trabajos que se desarrollan en el ámbito de la Administración pública, con la excepción de otros servicios de emergencias.

Prueba de ello es que la práctica totalidad de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado permiten ya a sus miembros jubilarse a los 59 años. Los únicos que hasta este año no pueden hacerlo son los Mossos d'Esquadra y la Policía Foral de Navarra, cuyos agentes deben permanecer en activo hasta los 65 años.

Éxito de Buch

Toni Castejón, portavoz del sindicato mayoritario en la policía catalana, Sindicat Autònom de Policia (SAP-Fepol), ha explicado a este diario su satisfacción por el acuerdo, que se había intentado con todos los 'consellers' de Interior anteriores a Buch. "Hay que reconocer que este 'conseller' ha conseguido en año y medio un acuerdo histórico con Bombers de la Generalitat y ahora con nosotros", ha indicado.

Además de permitir la jubilación de los mossos a los 59 años si llevan 35 de servicio, o a los 60 con 25 de cotización, el pacto firmado hoy también establece otras importantes mejoras como un aumento en el precio de las horas extras, que hasta ahora era menor al de las horas normales de servicio; una compensación por las horas nocturnas o en festivo; la eliminación de los turnos especiales que tienen los agentes del denominado Q5M (destacados en prisiones o responsables de traslados de presos) y su equiparación con el resto de la plantilla, entre otros puntos.

Convocar nuevas plazas

Además, los agentes dispondrán de 68 horas de asuntos personales, con lo que recuperan las horas que tenían antes de los recortes derivados de la crisis. Otra de las reivindicaciones históricas de los policías, su equiparación salarial con los funcionarios de Bombers de la Generalitat, no se ha conseguido, aunque la Conselleria d'Interior accede a estudiarlo en un futuro, una vez estabilizada la actual sitiuación política.

El acuerdo sí que plantea ahora una gran duda: ¿Cómo se va a gestionar una plantilla ya mermada, en la actualidad de unos 16.300 agentes, si deben producirse tantas jubilaciones a partir del año que viene? Ese es uno de los temas que los responsables de Interior deberán abordar de forma urgente, con una adecuada planificación y con la convocatoria de un mayor número de plazas nuevas para acceder al cuerpo.

  

.