01 abr 2020

Ir a contenido

MESA REDONDA EN BARCELONA

Reconstruir a Jordi Pujol

El 'expresident' reaparece en un acto para hablar de su obra de gobierno en medio ambiente y sin mencionar los procesos judiciales abiertos por corrupción contra su familia

Daniel G. Sastre

Imagen de promoción de Jordi Pujol en el ’30 minuts’.

Imagen de promoción de Jordi Pujol en el ’30 minuts’. / TV-3

La figura política de Jordi Pujol se cayó del pedestal y se hizo añicos el 25 de julio del 2014. El arquitecto de la Catalunya posfranquista, que se mantuvo 23 años en el poder, reconoció ese día que había mantenido dinero oculto a Hacienda durante décadas. Tras un tiempo de recogimiento y expiación, por usar la palabra que utilizó el 'expresident' en su confesión pública, se suceden últimamente algunos intentos de recoger los pedazos del suelo y, con mucho tiento, reconstruir el tótem.

Actos como el de este viernes en el Reial Cercle Artístic ayudan al objetivo de rehabilitar la figura de Pujol. A punto de cumplir 90 años, el 'expresident' apareció en el Palacio Pignatelli, en el centro de Barcelona, haciendo gala de buena memoria. "Hombre, Goicoechea", saludó a uno de los que le esperaban, demostrando que le recordaba.

No se puede decir que la audiencia de Pujol, de unas 50 personas, tuviera ganas de escarbar en sus miserias. El acto lo organizaba la asociación Tagamanent, que tiene la intención de "recopilar, glosar y difundir la obra" del 'expresident'. La obra de gobierno anterior al cataclismo de su confesión, se entiende. Con el acto de este viernes, dedicado al "modelo medioambiental catalán", ya llevan cuatro; los anteriores abordaron las infraestructuras, la sanidad y el bienestar social en los mandatos de Pujol.

Discreción y orgullo

El 'expresident', siempre preocupado por qué lugar le reserva la Historia, estaba recopilando su labor entre 1980 y el 2003 cuando las informaciones periodísticas le obligaron a ensuciar su nombre para siempre. Ahora, él y sus admiradores han retomado la tarea con discreción pero con orgullo. Aunque sea hablando del chorlitejo patirrojo (un ave), como hizo este viernes Marta Lacambra, exsecretaria de Medi Ambient y exdirectora de la Agència Catalana de l'Aigua.

El otro participante en la mesa redonda fue Felip Puig, que, entre otras carteras, se ocupó durante dos años de Medi Ambient durante los gobiernos de Pujol. Recordó, por ejemplo, cuando se desvió tres kilómetros el río Llobregat para ampliar el puerto.

Pujol ha aparecido en las últimas semanas en TV-3 para hablar de asuntos que nada tienen que ver con la presunta corrupción de su familia. El 'olvido' de la cadena autonómica que el 'expresident' puso en marcha hizo reaccionar hace unos días al Parlament. En un texto aprobado por todos los grupos, excepto JxCat, la Cámara afeó a TV-3 no haber emitido "ningún contenido sobre la corrupción política, fraude y evasión de impuestos" de la familia Pujol, que tiene abiertos varios procesos judiciales.

El 'expresident' también intervino en el acto de este viernes. Pujol ejerció del Pujol previo a la confesión. Es decir, tuvo el papel que le habría gustado tener, muchas más veces y en actos mucho más multitudinarios, como 'expresident', contando simpáticas anécdotas que ríe todo el auditorio. Como si la corrupción y los procesos judiciales fueran solo una pesadilla.