29 mar 2020

Ir a contenido

Sánchez propondrá pactos al líder del PP pese a su tensa relación

El presidente quiere acuerdo en la renovación de órganos constitucionales y en financiación autonómicas

Casado irá a la cita por "lealtad institucional" pero rechaza el plan para Catalunya de Moncloa

Miguel Ángel Rodríguez

Sánchez y Casado se reúnen para hablar de Catalunya, economía y el CGPJ. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EFE

Pedro Sánchez abrirá este lunes las puertas de la Moncloa Pablo Casado. El presidente del Gobierno convocó la semana pasada al líder de los populares a una cita para buscar el entendimiento entre ambas formaciones en diversas cuestiones. La renovación del Consejo General del Poder Judicial y una decena de órganos institucionales más, la reforma del sistema de pensiones o la configuración de un nuevo modelo de financiación autonómica son aspectos en los que socialistas y morados necesitan del apoyo de los conservadores en el Congreso para alcanzar la mayoría cualificada, 210 votos a favor. Sin embargo, el clima de conflicto y desconfianza mutua que acompaña el encuentro no permite augurar una reunión muy productiva.

El secretario general del PSOE hará de anfitrión con las amenazas del PP de llevarle a los tribunales si no actúa contra el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, aún recientes en la memoria. Y Casado se presentará en la sede gubernamental con el recelo de quien piensa que se va a entrevistar con alguien que 48 horas antes le atacó en un discurso público. Un cóctel de suspicacias al que se suma la cuestión catalana, que separa  a ambos líderes y dificulta su relación.

Fiscal general y Venezuela

Esta será la primera vez desde que Sánchez salió investido presidente que se reunen los dos políticos. El jefe de los socialistas lo aprovechará para poner sobre la mesa su intención de alcanzar el consenso necesario para realizar las reformas más urgentes. No obstante, su predisposición al pacto parece verse enturbiada por los reproches de los populares al PSOE debido al nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado y al encuentro del ministro de Transporte, José Luís Ábalos, con la 'número dos' de Nicolás MaduroDelcy Rodríguez. Temas que los de Casado han usado para intentar acorralar al Ejecutivo. Por ello, el líder de los socialistas pedirá a su homólogo conservador que deje a un lado el "bloqueo" y se instale en una oposición de Estado que permita llegar a acuerdos. 

Entre los asuntos más apremiantes están la renovación del CGPJ que lleva en funciones desde diciembre de 2018. Además,  podrían negociar también la composición del Tribunal Constitucional, del Consejo de Administración de Radio Televisión Española o de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencias. Desde el PP insisten en que Casado acudirá a la Moncloa únicamente por "lealtad institucional" y para explicar al presidente del Gobierno la agenda programática de los conservadores. Entre sus argumentos para desconfiar de Sánchez señalan que el líder de los socialistas les "insultó" ante el Comité federal del PSOE el pasado sábado para, "a renglón seguido", asegurar que quiere dialogar con ellos."Nos insultan, atacan y luego dicen que nos tienden la mano", lamentó este domingo el responsable de Comunicación del PP, Pablo Montesinos,en RNE.

Desasosiegos populares

"Constatamos que [Sánchez] está muy alejado de la centralidad, de la moderación, del bloque constitucionalista", sentenció el dirigente popular antes de dirigir la mirada hacia Catalunya y la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat como principal escollo en su relación con los socialistas. Así, en los continuos reproches a Sánchez señaló que el diálogo con Torra, que aparentemente tendrá lugar durante febrero, supone "acabar con la igualdad de todos los españoles".

Segun fuentes del PP, Casado se sentará ante el presidente del Gobierno con la intención de trasladarle  su preocupación por la "degradación institucional" que ha traído de la mano el Gobierno de coalición, por la "actual situación de frenazo económico" y por el "deterioro del empleo" que se está viviendo en España. Cuestiones a las que el líder popular sumará su desasosiego por los acuerdos de Sánchez con ERCEH Bildu o Unidas Podemos.

Contactos oficiosos

Con todas las diferencias que separan a Sánchez y Casado parece bastante complicado apostar por un final exitoso para la reunión de este lunes. No obstante, ambas organizaciones políticas han mantenido contactos oficiosos en las últimas semanas para hablar, entre otras cosas, de la renovación de instituciones. Se desconoce si hay avances.