15 ago 2020

Ir a contenido

Pique entre los presidentes parlamentarios de Andalucía y Catalunya

La andaluza Marta Bosquet (Cs) se queja de "desplante" tras no ser recibida por Roger Torrent antes de su participación en la sesión del Parlament Obert

La presidencia del Parlament excusó la recepción debido a "compromisos anteriores" de agenda

Julia Camacho

Roger Torrent y Marta Bosquet.

Roger Torrent y Marta Bosquet. / A. DALMAU / EFE / R. CARO / EFE

La reciente visita de la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, Catalunya ha servido de excusa a Ciudadanos para cargar contra el supuesto uso institucional por parte de los partidos soberanistas. Tras la negativa de su homólogo Roger Torrent y el “mínimo interés” en recibirla, Bosquet ha arremetido contra lo que considera un "desplante" a los catalanes con raíces en este territorio, llamado a dejar las instituciones fuera del enfrentamiento entre grupos políticos. 

"No tenía ninguna intención o interés en reunirse" con ningún representante de Andalucía, reprochó este lunes Bosquet en una entrevista radiofónica en la cadena autonómica Canal Sur. Una situación que para la dirigente naranja “no deja de ser triste”, por cuanto existen muchos vínculos entre ambas comunidades “y muchos catalanes tienen origen andaluz”. De hecho, en Catalunya reside la mayor comunidad andaluza en el exterior, descendientes directos del millón de personas que emigró en los últimos años del franquismo huyendo del hambre. Por eso, Bosquet considera que la decisión de Torrent de no recibirla también fue “un desplante” a esos ciudadanos.

La presidenta del Parlamento andaluz consideró que, “por encima de cualquier cosa”, los presidentes de las cámaras autonómicas “tenemos que guardar esa lealtad institucional de lo que representamos y cuando somos presidentes de cualquier parlamento autonómico, representamos a todas las fuerzas políticas, con independencia de nuestro signo político”. Y aseguró que, pese al desaire, Torrent tiene “abiertas las puertas” de la cámara andaluza, y que ella le recibirá si algún día visita la comunidad.

La visita de la dirigente andaluza se enmarcaba en la jornada que había promovido su grupo político, Ciudadanos, en el Parlament catalán con motivo de la celebración del Día de Andalucía el próximo 28 de febrero, y para el que se había invitado además a entidades sociales de raíces andaluzas. La agenda incluía una visita al grupo parlamentario de Ciudadanos y, posteriormente, la participación de Bosquet en una sesión del Parlament Obert organizada también por la formación naranja.

Compromisos "anteriores"

En ese contexto, Bosquet solicitó a comienzos de la pasada semana, según fuentes naranjas, mantener un breve encuentro con el presidente de la cámara autonómica catalana para tratar "asuntos comunes", aunque Torrent contestó que no iba a tener disponibilidad y excusó compromisos anteriores, lo que causó no poco malestar a la formación política de Inés Arrimadas por lo que entendieron como un desaire. Así, la líder de Cs en Catalunya, Lorena Roldán, reprochó en declaraciones recogidas por Europa Press que el president del Parlament no tuviera la mínima cortesía institucional y, por el contrario "sí encontrara hueco en su agenda para recibir en la Cámara a personas de dudosa trayectoria política y moral", censuró. Y es que según justificaron algunos medios como TV3, entre esos compromisos previos se encontraría una visita en la prisión a su antecesora en el cargo, la ex presidenta Carme Forcadell.