25 feb 2020

Ir a contenido

TENSIÓN EN EL GOVERN

Aragonès pide a Torra que no alargue la legislatura

El 'vicepresident' cree que la política catalana debe "hacer un 'reset'" y "repartir nuevas cartas"

JxCat subraya que es una «potestad exclusiva» del 'president' decidir la fecha de las elecciones

Daniel G. Sastre

Pere Aragonès pide no alargar en exceso la legislatura. / DAVID ZORRAKINO / EUROPA PRESS / VÍDEO: EUROPA PRESS

Los partidos independentistas mayoritarios encaran los próximos meses en una situación inédita. Por un lado, siguen compartiendo Govern, lo que les obliga –al menos sobre el papel– a colaborar entre ellos. Por otro, el anuncio de Quim Torra de que habrá elecciones catalanas en una fecha todavía por determinar ha iniciado irremediablemente la campaña electoral. Junts per Catalunya y Esquerra competirán por cada voto, y hace semanas que están tratando de seducir a los ciudadanos con sus propuestas. Más beligerantes, al menos en las formas, los posconvergentes; más pragmáticos los republicanos.

Pero en esta lucha fratricida JxCat parte con una pequeña ventaja. Como presidente de la Generalitat, Torra puede decidir unilateralmente la fecha de las elecciones. Hasta ahora solo ha concretado que serán después de que se aprueben los presupuestos de la Generalitat, pero eso abre un abanico de opciones que abarcan desde el mes de mayo hasta bien entrado el otoño. El 'president' se cuidó mucho, cuando anunció el adelanto, de conservar esta prerrogativa.

Ahora Esquerra le pide que, como gesto hacia sus socios, concrete un poco. El número dos de Torra en el Govern, el 'vicepresident' Pere Aragonès, expuso este viernes en la Cadena Ser las preferencias de su partido en cuanto a la fecha, y solicitó  que la legislatura "no se alargue en exceso". La filosofía que hay detrás de esa petición, compartida por casi toda la Cámara catalana, es que no tendría sentido que el actual Ejecutivo se mantuviera con vida artificialmente una vez aprobados los presupuestos, teniendo en cuenta que Torra ya ha anunciado que, en cualquier caso, se votará este año. 

Pero en JxCat siguen haciendo cuentas. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ya abrió la puerta esta semana, en la rueda de prensa tras la reunión del Ejecutivo, a que las elecciones se celebren después del verano. Es una eventualidad que siempre ha estado sobre la mesa de los posconvergentes, que necesitan tiempo para organizarse y, sobre todo, para decidir a su candidato a la Generalitat. ERC tiene menos problemas en ese sentido: con Oriol Junqueras en prisión e inhabilitado, Aragonès parece el aspirante a 'president' indiscutible del partido. Él mismo recordó este viernes que el líder de su formación ya ha dicho que el actual 'vicepresident' sería "un buen candidato".

"Lo más razonable"

Aragonès no discutió que "desde un punto de vista legal", la fecha de las elecciones es una prerrogativa de Torra, pero insistió en que la situación es tan anómala que convendría no alargar la legislatura. "Debemos hacer lo más razonable y lo que facilite más la gestión del día a día. Se debe hacer un cierto 'reset', volver a repartir las cartas y que esto sirva para llegar a consensos", zanjó el 'vicepresident'.

Como respuesta, este viernes, las fuentes consultadas del entorno de Torra recordaron de nuevo que la fecha de las elecciones es "potestad exclusiva" del presidente de la Generalitat.

Aragonès también se refirió a la mesa de diálogo entre Generalitat y Gobierno, que debería reunirse por primera vez en las próximas semanas, y a la figura del mediador que reclama JxCat. El 'vicepresident' cree que sería un "error" que el independentismo no aprovechara la oportunidad del diálogo. "ERC no se levantará nunca de la mesa de diálogo. Si no es posible mejorar las condiciones del acuerdo ERC-PSOE, no podemos decir que no hay diálogo", dijo. "Si hay un mediador o un tercero que acompañer, mucho mejor, pero en todo caso no podemos desaprovechar la oportunidad", concluyó.