02 jul 2020

Ir a contenido

PLENO DEL PARLAMENT

Una diputada de JxCat pide poner fin a la "costumbre" de hablar en castellano a quien "no parezca catalán"

Ciutadans lamenta las palabras "racistas y supremacistas" de la parlamentaria

Erra se disculpa y asegura que se han "malinterpretado" sus palabras

J. Regué / F. Masreal

La alcaldesa de Vic pide poner fin a la costumbre de hablar en castellano a quien no parezca catalán.

La alcaldesa de Vic y diputada de JxCatAnna Erra, protagonizó este miércoles una fuerte polémica al animar a los catalanes "autóctonos" a hablar en catalán a personas que "por su aspecto físico o nombre no parezcan catalanes".

En estos términos se expresó Erra en una pregunta al Govern durante la sesión de control en el Parlament sobre la campaña No em canviïs la llengua (No me cambies la lengua) que pretende fomentar el uso del catalán. Esta plataforma fue creada por la activista y ahora dirigente de La Crida Nacional per la República Rosario Palomino y contó con el apoyo del Departament de Cultura desde su lanzamiento. 

La ‘consellera’ Mariàngela Vilallonga aplaudió la iniciativa en el hemiciclo y sostuvo que "se trata de ayudarnos a no perder la lengua".

"¿Qué nos pasa? Pues que una de las costumbres y un gran defecto de muchos catalanohablantes es el de cambiar la lengua, es decir, pasarse directamente al castellano cuando el interlocutor que tienen delante les parece que es extranjero o simplemente no habla catalán", espetó Erra desde su escaño. Y dijo que esta forma de actuar es una "confusión" que "perjudica gravemente nuestra lengua".  "Piensan que dirigirse a alguien en castellano es un acto de respeto y no es así", continuó, y abundó en que "habitualmente, cuando cambiamos de idioma, evitan que los quieren aprenderlo no puedan hacerlo". 

Estas declaraciones causaron estupor en la bancada del PSC, Cs y PPC. El líder de los populares, Alejandro Fernández, situado justo detrás de Erra, escuchaba anonadado sus palabras: "Cuando crees que ya lo has oído todo, siempre hay algún diputado separatista que supera la miseria", escribió en Twitter. 

"Por desgracia, a los racistas no se les identifica por sus características físicas", apuntó en el diputado socialista Pol Gibert en la misma red social.

Los naranjas tacharon los comentarios de la posconvergente de "racistas y supremacistas" y registraron una propuesta de resolución y una queja a la Mesa del Parlament denunciando su actuación. La líder interina del partido, Inés Arrimadas, añadió que la actitud de Erra "no es nada excepcional" en JxCat y en otros partidos independentistas. 

La líder de los ‘comuns’, Jéssica Albiach, advirtió de que abrir el debate sobre "quien parece o no catalán es desconocer que Catalunya es diversa y mestiza". "Es un discurso racista del que todo el mundo se tendría que desmarcar", apostilló.

Horas después, Erra pidió disculpas y aseguró que se han malinterpretado sus palabras. "Me avala mi trayectoria política. Como alcaldesa de Vic siempre he trabajado y trabajaré por la integración y la cohesión social", escribió en Twitter.