28 mar 2020

Ir a contenido

CAMINO DE LAS URNAS

La repesca de Más País en Catalunya

La formación de Íñigo Errejón acelera su congreso fundacional tras el adelanto electoral

Roger Pascual

Íñigo Errejón durante su acto de campaña, en Barcelona.

Íñigo Errejón durante su acto de campaña, en Barcelona. / Blanca Blay/ACN

El adelanto electoral anunciado por Quim Torra da una segunda oportunidad a Más País en Catalunya. La primera incursión catalana del nuevo partido de Íñigo Errejón fue un fiasco. En las generales del 10-N acabó presentándose en el último momento en Barcelona. Sin estructura previa, con las calles en llamas por las protestas contra la sentencia del 'procés', un candidato desconocido como Juan Antonio Geraldes y una campaña electoral polarizada y de solo una semana, no consiguió que su propuesta penetrara en territorio 'colauista'.

"No logramos llegar a la gente en un contexto muy complicado", reconocen desde la formación, que no logró ningún diputado después de sacar 41.826 votos. "Hubo improvisación, pensamos que el núcleo irradiador llegaría al resto de provincias, pero no dio tiempo para que la gente asimilara el proyecto". El objetivo era intentar erigirise en un gran partido verde, como ocurre en otros países de Europa, haciendo bandera de la transición ecológica en plena emergencia climática. Pero son conscientes de que no daba tiempo de consolidarlo y entienden que solo fueran percibidos como una escisión de Podemos. 

Después de hacer autocrítica, estaban intentando tejer la red que no tenían antes del 10-N. El sábado celebraron una reunión con afiliados en Tarragona, en el marco del intento de expandirse poco a poco por el territorio más allá de la provincia de Barcelona (además de en la capital catalana, en el Vallès Occidental y en el Baix Llobregat es donde han detectado más apoyos). La idea, después de las prisas de noviembre, era hacer un proceso más madurado y de largo recorrido, pero el adelanto de los comicios anunciado el miércoles por Torra obligará a acelerar el trabajo de usar los mimbres de Més Barcelona para construir Més País Catalunya o Més País. El nombre definitivo se decidirá en el congreso fundacional, que se iba a celebrar antes de verano aunque ahora se adelantará a abril. En esta cita se quieren sentar las bases del partido, que será una organización autónoma federada con la matriz de Más País.

El congreso también servirá para debatir si hay que concurrir a las elecciones catalanas y en qué forma. "Hemos acelerado los tiempos para poder decidir con una base material", señalan desde la cúpula de la formación, donde reconocen que están en una situación especialmente compleja: no presentarse ahora puede ser perder definitivamente el tren electoral, aunque un nuevo fracaso sepultaría este proyecto incipiente en Catalunya. Entre los partidarios de concurrir a los comicios hay debate de si ir en solitario o en coalición con algún partido. Hasta ahora solo ha habido contactos muy informales con otras organizaciones.