25 oct 2020

Ir a contenido

BARÓMETRO DE ENERO

El CIS amplía la ventaja del PSOE y coloca a Podemos en tercer lugar

Los socialistas superan el 30% en estimación de voto, diez puntos más que el PP

La preocupación ciudadana por los políticos alcanza máximos históricos

Juan Ruiz Sierra

El CIS amplía la ventaja del PSOE y coloca a Podemos en tercer lugar

El PSOE y Unidas Podemos recibieron este jueves un claro respaldo a su Gobierno de coalición por parte del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Socialistas y morados vieron cómo mejoraban sus expectativas electorales, los primeros ampliando su diferencia frente al PP, su principal competidor, y los segundos escalando hasta el tercer puesto, por delante de Vox, algo que no ocurría desde hacía mucho tiempo. Según el último barómetro del organismo público, el partido de Pedro Sánchez cuenta con una estimación de voto del 30,4%, a mucha distancia de los de Pablo Casado, que obtiene un 19,9%. Por detrás, la formación que lidera Pablo Iglesias, que con un 13,8% supera a la de Santiago Abascal (13,4%). Mientras tanto, Ciudadanos, con un 6,5%, que continúan sin recuperarse del batacazo de los recientes comicios, que provocó la dimisión de Albert Rivera.

Las casi 3.000 entrevistas del sondeo se llevaron a cabo entre el 2 y el 13 de septiembre, coincidiendo con el pacto del PSOE con ERC y con la investidura. Es decir, el CIS concluye que el electorado premia tanto el diálogo con los republicanos como la apuesta de socialistas y morados por gobernar juntos, algo sin precedentes en esta etapa democrática. La izquierda obtiene en esta encuesta mejores resultados que en las generales del pasado 10 de noviembre. Sánchez logró entonces el 28% de los votos, frente al 20,82% de Casado, el 15,09% de Abascal, el 12% de Iglesias y el 6,79% de Rivera. Si a los datos del PSOE y Podemos se les suman los de Más País (1,8%), el bloque de izquierdas superaría en algo más de seis puntos al de la derecha, cuando en las elecciones hubo prácticamente un empate.  

Esta tendencia a premiar a quienes apostaron por la gobernabilidad también se deja ver en Catalunya. El partido de Oriol Junqueras, que consiguió un 3,6% de apoyos en las elecciones, tiene ahora una estimación del 3,9%. JxCat, que rechazó facilitar la investidura de Sánchez, recorre la senda contraria: pasa del 2,19% al 1,4%.

EFE / FERNANDO VILLAR / VIDEO: EUROPA PRESS

Pero conviene tomar estos datos con cautela. Desde que el exdirigente socialista José Félix Tezanos está al frente del CIS, a raíz de la moción de censura a Mariano Rajoy, sus estudios han estado marcados por la polémica. Tras más de un año abominando de ella, Tezanos ha decidido recuperar en sus dos últimas encuestas (la publicada el pasado 16 de enero y la de este jueves) la denominada 'cocina', el método usado por todas las empresas demoscópicas que consiste en cruzar las respuestas de los sondeados con variables como el recuerdo de voto, la estimación de los líderes políticos, la confianza que suscitan y la opinión de los ciudadanos sobre la situación actual, entre otras. 

En la mayor parte de sus estudios en el CIS, en cambio, Tezanos había decidido difundir solo los datos de voto directo, que suelen sobrerepresentar a la izquierda frente a la derecha, un error en el que ha venido incurriendo el organismo público en esta nueva época. Pero el CIS tampoco ha seguido una trayectoria coherente en este sentido, ya que ha cambiado sus modelos a lo largo de los últimos tiempos.

Escasa confianza

En cualquier caso, Sánchez, pese a ser el principal beneficiado, no resulta del todo bien parado. El presidente del Gobierno solo inspira "mucha confianza" en un 4% de los encuestados, mientras que suscita "poca" o "ninguna" en un 71.1%. Casado, como líder de la oposición, obtiene valoraciones aún peores: genera "mucha confianza" en un 1,9% y "poca" o "ninguna" en un 81,5%. La preocupación por los políticos, en este mismo sentido, continúa al alza. El 54% de los ciudadanos coloca a los dirigentes de los partidos entre los tres principales problemas del país (esta es la primera vez que se supera el umbral del 50%), solo por detrás del paro, con un 58,9%.