23 oct 2020

Ir a contenido

COMISIÓN DEL 155

Bassa: "No nos hacen falta batallas de 'postureo', es el momento del diálogo"

La 'consellera' de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias durante el Govern del 1-O acusa a las formaciones que dieron apoyo a la aplicación del artículo 155 en Catalunya de intentar hundir "los pilares de nuestro país"

Efe

Declaraciones de Dolors Bassa en el Parlament / Foto: Quique García / Vídeo: EFE

La 'consellera' de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias durante el Govern del 1-ODolors Bassa, ha rechazado este martes las "batallas de 'postureo'" y ha apostado por "el diálogo" y por "avanzar en el día a día".

"Nos hemos ganado el derecho a no rendirnos, a construir un país más justo y libre", ha dicho en su intervención en la comisión del 155 en el Parlament.

Del mismo modo que hicieron los 'exconsellers' Jordi Turull y Joaquim Forn en sus intervenciones, Bassa ha criticado las diferencias que han protagonizado los partidos independentistas en el Parlament, un choque que ha calificado de "batallas de postureo".

"Solo desde el diálogo se puede avanzar"

"Creo firmemente en el diálogo porque solo desde el diálogo se puede avanzar y, desde las discrepancias, se pueden encontrar puntos en común para avanzar", ha aseverado, antes de abogar por "reafirmar" las "complicidades que se han roto".

Por otro lado, Bassa ha acusado a las formaciones que dieron apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya de intentar hundir "los pilares no de nuestro Govern sino de nuestro país".

"Es imperdonable que representantes catalanes de los partidos del 155 celebrasen no solo el cese del Govern, del Parlament, sino que pudiesen celebrar en algún momento afectar a instituciones, afectar a soberanía de los catalanes y afectar directamente al bienestar de la ciudadanía", ha subrayado Bassa.

Ha agregado: "Ningún político que represente a los catalanes y las catalanas se debería alegrar del sufrimiento de sus entidades y del sufrimiento personal de muchos de ellos".

El 155 fue "un error"

Bassa ha sostenido que el 155 fue "un error" porque "no tenía la importancia que pretendían que tuviese: no descabezó a los que estábamos al frente y no descabezó las convicciones de la gente de nuestro país".

La 'exconsellera' ha admitido que "no es fácil" estar en el Parlament después de "700 días en la cárcel" y que "ha echado de menos" a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y a los "exiliados".

Ha criticado también que se "banalice" el uso de la palabra "cárcel", un medio que "actúa también como un agente patológico sobre las personas".

"Mantenemos la entereza y la fortaleza. El 155 sólo sirvió para parar políticas sociales y económicas e intentar descabezar nuestras instituciones", ha asegurado Bassa, quien ha dedicado sus primeras palabras a la mujer asesinada la madrugada de este martes a manos de su pareja en Sant Joan Despí (Baix Llobregat).

Por otro lado, ha recordado que los principales sindicatos ya habían advertido de que el 155 iba a causar retrasos en la licitación de los contratos.

Críticas de Catalunya En Comú Podem, ERC, la CUP y JxCat

Por su parte, el diputado de Catalunya En Comú Podem Marc Parés ha afeado a los grupos políticos que no han participado en la comisión que "no se hayan dignando a escuchar" a los presos y ha destacado la "enorme convicción y firmeza" de Bassa, cuyas palabras, ha dicho, "conmueven y generan admiración".

La parlamentaria de ERC Gemma Espigaires también ha criticado a quienes "han despreciado" la comisión del 155 y ha opinado que deberían haber participado en ella los representantes del PSC, Cs y PP, "que tanto reivindican que se tiene que hablar de todo".

Desde la CUP, Natàlia Sànchez, ha resaltado que Bassa está siendo "doblemente discriminada" por su condición de "independentista" y de "mujer trabajadora" y ha aseverado que los líderes del 1-O están en la cárcel "para ser castigados" por permitir votar a los catalanes.

Finalmente, la diputada de JxCat Gemma Geis ha sostenido que el hecho de que Bassa haya sido la última en comparecer "no es proporcional a los daños que provocó el 155" en su ámbito de competencia ya que, ha aseverado, "sus efectos fueron feroces en las políticas sociales" y en muchos trabajadores públicos que "sufrieron presiones".