15 ago 2020

Ir a contenido

Salvador Illa: "Habrá obstáculos para el diálogo y voluntad firme"

El titular de Sanidad apuesta por dotar a la mesa entre gobiernos de realismo y empezar por lo "sencillo"

Subraya que le toca al Parlament decidir sobre el futuro de Torra como president y aboga por ser "garantistas"

Gemma Robles Patricia Martín

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, en entrevista con EL PERIÓDICO / MADRID (JOSÉ LUIS ROCA)

Salvador Illa (1966, La Roca del Vallés ) es el nuevo ministro de Sanidad, pero también hombre fuerte del PSC y, según desveló Pedro Sánchez, alguien en quien confiar una parte de la negociación que se dispone a entablar con el Govern. Ahora, el estudio de los retos sanitarios, poniendo especial atención en el coronavirus, convive con su seguimiento de la actualidad política.

-Dijo el presidente que usted sería un «peso político» para la  negociación con Catalunya. ¿Cómo traducimos eso? 

-En los términos en que lo dijo el presidente. Él me ha encomendado dirigir el ministerio de Sanidad, lo cual es un honor y un orgullo y pondré todo mi empeño. Lógicamente estoy a disposición y si hay algún otro encargo adicional que me hace, intentaré cumplirlo lo mejor posible.

-¿No tiene encargo concreto? ¿Participará en la mesa  entre Gobiernos? 

-Eso se irá viendo. En su momento el presidente dará a conocer las personas que componen esta mesa. Poco a poco. 

-¿Qué espera de esa mesa?

-Hay una apuesta firme del Gobierno por el diálogo y por recuperar la vía política en Catalunya. Este Ejecutivo ha heredado una situación del Gobierno del PP y se trata de rencauzarla a la vía del diálogo. El compromiso es fuerte. Espero que todos tengan compromiso en reforzar esta vía de diálogo y lealtad con el Gobierno de España.

-La oposición no colaborará...

-Por eso reclamo lealtad. 

-Para que arranque la mesa debe haber cita previa Sánchez-Torra. Pero se enrarece el contexto: el Supremo confirma que Torra debe dejar de ser diputado y la JEC le insta a abandonar el Parlament. Un president de Catalunya necesita escaño…. 

-Lo que ha dicho la JEC y el Supremo desestimando las medidas cautelares ha venido a convalidar que el señor Torra no es diputado. Pero no se ha pronunciado sobre su condición de presidente. Esto corresponde al Parlament y veremos qué decide. Y ahí hay que ser muy garantistas con los derechos de cada quien. Creo que es del interés de todos y especialmente de sistema judicial que es muy garantista… Habrá obstáculos para el diálogo. Muchos. Pero repito que la voluntad del Gobierno es firme.

-¿Aguantar la tormenta?

-La voluntad del Gobierno es reconocer que hay un problema político en Catalunya y que hay que solucionarlo con mecanismos políticos. Siempre desde el respeto al Estado de derecho. Y habrá, insisto, muchos obstáculos. Hay que ir sorteándolos. 

-¿Un posible adelanto de las catalanas es obstáculo?

-Depende del president. Sus últimas manifestaciones parecen indicar que no adelantará. Hemos conocido que hay acuerdo de presupuestos en Catalunya....

-Si hay elecciones y sumara la izquierda, ¿podrían gobernar?

-Cuando haya elecciones decidiremos cómo lo afrontamos. No quiero adelantar escenarios.

-En el escenario de la mesa: los independentistas, ¿sí son de fiar?. No hace tanto el PSOE decía justo lo contrario

-Lo veremos. Creo que todo el mundo está reclamando, también desde el ámbito  independentista, que se aborde un diálogo. Todos estaremos atentos al nivel de compromiso de cada cual. No tengo que dudar de ello cuando lo dicen. Creo que hay que ir a afrontar este diálogo sin más prejuicios. De entrada, tengo que pensar que quien solicita diálogo lo hace sinceramente y lo que pido es que todos acomodemos nuestra actitud a las palabras que pronunciamos. Si vamos a explorar una vía de diálogo, debemos ser coherentes.

-Para decir que el resultado de la mesa es, al menos, razonable, ¿cuál sería el mínimo?. 

-Sin anticipar etapas. Lo importe es esa apuesta por el diálogo, compartida, y los compromisos que posibilitaron la abstención en el caso de ERC para la investidura, que consiste en poner en macha la mesa, se cumplen y se empieza a caminar [...]- Yo soy partidario de ser muy prudente y de tener un enfoque gradualista. No vamos a solucionar de golpe un problema que lleva años alimentándose. Por tanto, cumplir compromisos adquiridos, prudencia, respeto a todas las opiniones, realismo y gradualismo en el abordaje de problemas -empezando por aquellos que son más sencillos- e ir construyendo un consenso.

-¿Ejemplo de pacto previsible?

Es más lógico abordar aquellas cosas que es más previsible que pueda haber acuerdo...

-Si la autodeterminación va por delante, será más difícil 

- Todos sabemos lo que piensa cada cual. Lo acordado es poder hacer el planteamiento que estimemos conveniente. Pero parece que ese no es terreno de consenso, me parece... no quiero predeterminar nada. 

-Nos han anunciado reforma penal para tocar el delito de sedición. Arguméntelo

-Los acontecimientos que hemos vivido recientemente han puesto de manifiesto que tipos delictivos  previstos en el Código penal requieren actualización. Y parece conveniente que, visto lo ocurrido, se aprenda de la experiencia y se ajusten estos tipos a las realidades [...] Hacer este esfuerzo respecto a este y otros tipos delictivos que merecen reformulación, como el ámbito medioambiental o delitos sexuales, es un ejercicio que me parece correcto y demandado. Y corresponderá al Congreso.

-La propuesta ha generado ruido interno en el PSOE. Se habla de ‘indulto encubierto’. ¿Se ha hecho suficiente pedagogía? 

-Hay que abordar las cosas tal como son y el debate será en el Congreso. A mí me parece que se ha hecho lo que se tenía que hacer e iremos oyendo las distintas opiniones en el trámite. 

-¿Es un compromiso con ERC? 

-En absoluto.  

-¿Y lo hay para Presupuestos?

-No. La negociación [de investidura] tuvo como resultado un documento que es conocido. Pero lo lógido para un gobierno recién investido es tener presupuestos. Confío en la negociación presupuestaria.