26 feb 2020

Ir a contenido

VALENCIA, MURCIA, CASTILLA-LA MANCHA, CANTABRIA, LA RIOJA Y EXTREMADURA

Podemos renovará las cúpulas de Madrid, Andalucía y seis autonomías más

Iglesias llamó a todos los territorios a "poner a punto" la formación a nivel territorial

Miguel Ángel Rodríguez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un acto en Canarias, junto al secretario de Organización, Alberto Rodríguez, y la diputada, Victoria Rosell

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un acto en Canarias, junto al secretario de Organización, Alberto Rodríguez, y la diputada, Victoria Rosell / ELVIRA URQUIJO (EFE)

"Tenemos que poner a punto Podemos", sentenció Pablo Iglesias la semana pasada coincidiendo con el sexto cumpleaños de la formación. La celebración ha pillado a los morados con varias de sus organizaciones territoriales descabezadas y con directivas en interinidad para tomar las decisiones necesarias del día a día. La solución, como ya avisó el ahora vicepresidente segundo del Gobierno, pasa por convocar en mayo las Asambleas Ciudadanas Autonómicas de MadridAndalucíaValenciaMurciaCastilla-La ManchaCantabriaLa Rioja y Extremadura. Una lista a la que podrán sumarse el resto de territorios si lo desean.

En todas estas regiones, las bases elegirán entre el 14 y el 20 de mayo a los secretarios generales autonómicos, a los Consejos Ciudadanos territoriales y los documentos programáticos y organizativos que regirán el camino que sigan durante los próximos cuatro años.

Gestoras

Los problemas internos colocaron a Cantabria La Rioja en una situación delicada hace más de un año, cuando la judicialización de los procesos organizativos desmontó la cúpula de ambas organizaciones.

Un tiempo similar llevan sin líder en Podemos Comunidad de Madrid tras la dimisión de Ramón Espinar por desavenencias con la cúpula estatal a la hora de afrontar la marcha de Íñigo Errejón. El cofundador morado, además, dejó a Murcia sin dirección al arrastrar al ex secretario general de la región Oscar Uralburu a Más País.

Los desastrosos resultados de las elecciones autonómicas obligaron a la cúpula de Castilla-La Mancha a dimitir en bloque tras no lograr ningún escaño y, pasados los comicios, el ex secretario general de la Comunidad Valenciana, Antonio Estañ, dejó vacante su puesto para dar entrada a "un equipo distinto, con energías renovadas".

Mandato acabado

El caso de Andalucía Extremadura es diferente. En ambas regiones, las direcciones concluyeron su mandato de cuatro años y se mantenía a la espera de concluir el ciclo electoral para renovar sus órganos de decisión. Ahora, todos los ojos están sobre la líder morada andaluza, Teresa Rodríguez, y si decide presentarse para ser reelegida.