19 feb 2020

Ir a contenido

consejo de ministros

El Gobierno minimiza el malestar en el Poder Judicial por la designación de Delgado

El Ejecutivo "no valora" las discursiones del órgano de los jueces y subraya que el informe la avala como fiscal general

La Moncloa cierra filas con Pablo Iglesias: "En la coalición no hay ministros de Podemos ni ministros socialistas"

Iolanda Mármol

Isabel Celaá, María Jesús Montero e Irene Montero en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Isabel Celaá, María Jesús Montero e Irene Montero en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. / DAVID CASTRO

La Moncloa trata de pasar página a la controvertida polémica abierta en el seno de Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a raíz del nombramiento de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado. Tras la discursión mantenida este jueves por el órgano de gobierno los jueces, que se saldó con una votación en la que quedó patente la división de opiniones pero que acabó dando vía libre a la exministra de Justicia, el Gobierno quiso minimizar el debate y aferrarse al resultado final: la persona propuesta cumple con los requisitos técnicos para asumir el cargo. Y esto, al Ejecutivo, le vale.

"Este Gobierno no va a valorar las discusiones de distintos órganos", señaló la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en su primera rueda de prensa como portavoz gubernamental. "La propuesta de nombramiento sigue su curso después que el Consejo General haya declarado que es legal y que se cumplen con los requisitos exigibles", confirmó, para quitar hierro al debate y situar el foco en que lo importante son los informes, y estos son favorables. Además, apeló al PP para llegar a un consenso sobre la renovación del CGPJ y anunció que el ministro de Justicia iniciará los trámites de contacto con los conservadores, aunque no descartó un encuentro entre Pedro Sánchez Pablo Casado si ambos lo estiman oportuno.

Apoyo a los socios

La portavoz cerró filas con los socios de Podemos. Preguntada por las palabras del vicepresidente, Pablo Iglesias, en las que decía que la justicia europea había "humillado" a la española, Montero defendió el derecho del líder morado a la libertad de expresión y de crítica. Además, subrayó que la unidad estará presente esta coalición cuando le preguntaron si a partir de ahora siempre habrá un ministro morado en las ruedas de prensa del Consejo de Ministros (este viernes, estuvo la vicepresidenta, Irene Montero). 

"En este Gobierno no hay ni ministros de Podemos ni ministros socialistas. Este es un Gobierno de coalición. Desempeñamos una tarea que tiene que rendir cuentas al Consejo de Ministros, con independencia de la procedencia previa", explicó.

Rectificación 

Montero ha argumentado que la autorización del Gobierno para la apertura de las embajadas de la Generalitat en México, Argentina y Túnez, se debe no a un cambio de criterio, ni al acuerdo de investidura con ERC, sino a una cuestión técnica. Es decir, que el Govern ha rectificado en los textos oficiales de apertura aquello que el Ejecutivo central le había requerido. "El propio Gobierno de la Generalitat retiró esas normas e incorporó los requerimientos del Gobierno de España. Ha atendido nuestras consideraciones", resumió. 

Cita conTorra

No puso fecha ni lugar a la reunión de Pedro Sánchez con Quim Torra, que está pendiente de cerrarse. Fuentes gubernamentales sitúan el encuentro, como pronto, a partir del jueves de la semana que viene, puesto que martes y miércoles el presidente del Gobierno participará en la cumbre de Davos. La Moncloa insiste en que el lugar no va a ser ningún impedimento. Sigue abierta la posibilidad de que se celebre en Madrid o Barcelona.