14 ago 2020

Ir a contenido

EL TABLERO CATALÁN

El Gobierno levanta el veto a las nuevas 'embajadas' catalanas

La Generalitat obtiene vía libre del Gobierno a las oficinas en México, Argentina y Túnez

El Ejecutivo catalán evita ahora hablar de "relaciones bilaterales" y se ciñe al margen legal

Efe

El ’conseller’ de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch. / FOTO: JORDI BATALLER / VÍDEO: EUROPA PRESS

El Gobierno ha dado el visto bueno a la apertura de las delegaciones catalanas en Argentina, México y Túnez porque no tiene "ninguna objeción" al nuevo texto de los decretos de creación presentados por la Generalitat el pasado martes. La decisión, que llega después de una conversación entre los ejecutivos, supone un cambio de paradigma con respecto al enfrentamiento que mantenían ambas administraciones a este respecto.

Los decretos, aprobados con Margarita Robles como responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones -antes del nombramiento de Arancha González Laya como titular- habían sido impugnados el pasado julio por el equipo liderado por el entonces ministro, Josep Borrell. De hecho, la apertura de estas tres embajadas de la Generalitat en el exterior había sido suspendida por el TSJC el pasado noviembre a petición del Gobierno, que impugnó los decretos por considerar que su objetivo auténtico era promover las tesis del independentismo catalán.

La Generalitat optó por redactar de nuevo los decretos, incorporando las sugerencias realizadas por Exteriores para garantizar que dichas oficinas no suponían unas "interferencias en la política exterior del Estado". Las enmiendas introducidas son para deslindar la competencia exclusiva del Estado en materia de relaciones internacionales de la proyección exterior que pueda hacer Catalunya de sus competencias estatutarias.

Funciones "actualizadas"

Ahora, el Govern ha aprobado nuevos decretos de las delegaciones en Argentina, México y Túnez en los que se han "actualizado las funciones de cada delegación", que "consolida su red de representación en el exterior". La decisión de la Generalitat de derogar los decretos previos para redactarlos de nuevo, incorporando las modificaciones solicitadas por Exteriores, ha dejado sin objeto el recurso que planteó el Gobierno, precisaron las fuentes consultadas por Efe.

En concreto, los nuevos decretos no hablan ya de "relaciones bilaterales" de Catalunya con estos países y asumen que la ley catalana de acción exterior debe ser interpretada conforme a la sentencia del Tribunal Constitucional que se pronunció sobre ella. Así, las oficinas no promoverán las "relaciones bilaterales", sino la "representación institucional" del Govern "en relación con las materias que son competencia de la Generalitat o de interés para Catalunya".

También este viernes se ha conocido que el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha anulado el decreto que aprobó el Govern para reabrir las delegaciones de la Generalitat en Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia en junio del 2018, tras la aplicación del artículo 155. Pese a eso, la Conselleria de Acció Exterior, liderada por Alfred Bosch, prevé mantener en funcionamiento las 'embajadas', porque sostiene que lo que anula el TSJC es un decreto anterior que ya fue reemplazado.