03 abr 2020

Ir a contenido

RESPUESTA DE LOS JUECES

Choque entre el Gobierno y el CGPJ por unas palabras de Iglesias

El Poder Judicial reclama "mesura" al vicepresidente tras afirmar que Europa "humilló" a la justicia española

La Moncloa apoya al líder de Podemos y defiende la libertad de expresión y el derecho a la crítica

Ángeles Vázquez

Pablo Iglesias, a su llegada a la Moncloa.

Pablo Iglesias, a su llegada a la Moncloa. / PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no suele prodigarse en sus respuestas al Gobierno. Lo hizo en 2015 con el entonces ministro de Interior del PP, Jorge Fernández Díaz, y en 2017 con el de Justicia, Rafael Catalá: uno, por sus críticas a la excarcelación del etarra 'Santi Potros' y el otro, contra uno de los jueces del tribunal de la Manada. El Gobierno de Pedro Sánchez solo ha necesitado tres días para recibir un tirón de orejas de la Comisión Permanente del órgano de Gobierno de los jueces.  

La afirmación del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, relativa a que la Justicia española ha resultado humillada por los tribunales europeos, ha sido respondida por el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, y los siete vocales de la Permanente (tres de ellos elegidos a propuesta del PSOE, como el exdiputado Álvaro Cuesta) con una apelación a "la moderación y prudencia", así como "a la responsabilidad institucional para evitar la utilización política de la Justicia o el cuestionamiento de la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad" de quienes "integran el Poder Judicial”.  

Tras hacerse pública, el Ejecutivo ha salido a respaldar a su socio y ha emitido una breve declaración en la que apela al consenso parlamentario para renovar los órganos judiciales. "Es deber de todos velar por el correcto funcionamiento de la Justicia y contribuir de esa manera a poner al día sus órganos de gobierno, evitando que su acción se resienta por el bloqueo. En esa actitud de diálogo, dentro del respeto a la libertad de expresión y el derecho a la crítica, tal y como reconoce el CGPJ en su comunicado, es donde está el gobierno y donde pedimos que también esté la oposición", señala el texto.

En respuesta a esta declaración, fuentes del CGPJ recuerdan que "el Consejo no es ningún obstáculo para su propia renovación y que el presidente se ha dirigido hasta en tres ocasiones -la última el pasado 23 de diciembre- a los presidentes de Congreso y Senado instándoles a que se pongan a ello".

En su declaración institucional, la Permanente "considera imprescindible reafirmar que la actuación del Poder Judicial, institución esencial en toda sociedad democrática, persigue en todo momento el cumplimiento de la Ley y la defensa de los derechos reconocidos a todos los ciudadanos españoles, fundamento de nuestro Estado social y democrático de derecho".

Ello "incluye la colaboración con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), únicos a los que se subordina la jurisdicción española", como una garantía más de los ciudadanos. 

Explica que solo ha habido dos resoluciones europeas relativas al 'procés'. Una es la sentencia del TJUE que, en respuesta al Supremo español, estableció que la inmunidad de los europarlamentarios comienza cuando son elegidos. Para cumplirla, el alto tribunal comunicó al Parlamento Europeo la inhabilitación del presidente de ERC, Oriol Junqueras, y solicitó suspender la de los huidos Carles Puigdemont y Toni Comín.

La otra fue del TEDH al confirmar la decisión del Constitucional de suspender el pleno del Parlament de 9 de octubre de 2017. Declaró la suspensión “necesaria en una sociedad democrática” para “el mantenimiento de la seguridad pública, la defensa del orden y la protección de los derechos y libertades de los demás”.

Revés alemán

Añade que ninguno de las euroórdenes cursadas ha tenido una respuesta definitiva ni por parte de Bélgica en el caso de Puigdemont y Comín, ni de Escocia, en el de Clara Ponsatí. Solo el tribunal regional alemán de Schleswig-Holstein rechazó, contra el criterio de la Fiscalía de ese país, entregar Puigdemont por rebelión, aunque sí por malversación.

La declaración ha sido suscrita por el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y por todos los vocales de su Comisión Permanente: Álvaro Cuesta, José María Macías, Pilar Sepúlveda, José Antonio Ballestero, Juan Manuel Fernández, Juan Martínez Moya y Rafael Mozo.