Ir a contenido

¿Qué representa el triángulo rojo que lucen Iglesias y Garzón en el acto de promesa ante el Rey?

Es el símbolo con el que los nazis marcaban a los presos de los partidos de izquierda y a los masones en los campos de concentración

El Periódico

Pablo Iglesias, durante la toma de posesión del cargo de vicepresidente segundo. / EUROPA PRESS

El nuevo vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y el nuevo ministro de Consumo, Alberto Garzón, han tomado posesión de sus cargos este lunes portando en la solapa de sus chaquetas un pin del triángulo rojo invertido. Este símbolo era la marca con la que los nazis identificaban a los presos políticos de partidos de izquierda y a los masones en los campos de concentración.

En la actualidad, el pin se emplea como símbolo antifascista. Garzón suele portarlo a menudo mientras que Iglesias lo ha incorporado este lunes en el acto de toma de posesión ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela. Ambos han prometido además su cargo vestidos con camisa -rosa en el caso de Iglesias y blanca en el de Garzón- y chaqueta pero sin corbata. Posteriormente, los dos ministros lo han lucido en la asunción de sus carteras.  

"Consejo de ministras y ministros"

Todos los nuevos cargos de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros han prometido el cargo siguiendo la fórmula habitual, con una mano sobre la Constitución y jurando lealtad al Rey, aunque han incorporado al final la fórmula "Consejo de ministras y ministros".

Los 22 ministros del Gobierno de coalición han prometido mantener la "lealtad al Rey" y respetar la Constitución en el desempeño de sus nuevos cargos en el acto de toma de posesión celebrado en el Palacio de la Zarzuela que ha concluido con un espontáneo aplauso.

"Enhorabuena y mucha suerte", les ha deseado Felipe VI al saludar a los ministros, que han aplaudido tras hacerse la foto de familia con el monarca, algo que no se había dado hasta ahora en este tipo de acto.

El acto de promesa -ningún ministro ha jurado- ha tenido lugar en el Salón de Audiencias de Zarzuela, en presencia del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y de las principales autoridades del Estado.