07 abr 2020

Ir a contenido

Junqueras: "Marchena debería acabar condenado"

El líder de ERC afirma que la decisión del Supremo "marca un precedente" porque sitúa los intereses de un estado por encima de la UE

ACN

Oriol Junqueras, en la tercera jornada del juicio del ’procés’, el pasado 14 de febrero.

Oriol Junqueras, en la tercera jornada del juicio del ’procés’, el pasado 14 de febrero. / TRIBUNAL SUPREMO

"Quien debería acabar condenado es Manuel Marchena". Con esta contundencia se ha expresado Oriol Junqueras contra el Tribunal Supremo, que ha determinado, tras analizar la sentencia del TJUE, que el líder de ERC no tiene inmunidad y que por tanto no puede ser eurodiputado, decisión que el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, ha asumido y por la que hoy Junqueras no podrá estar junto a Carles Puigdemont y Toni Comín en el pleno de Estrasburgo.

En una entrevista a TV3, Junqueras ha cuestionado el modo en que el juez Marchena ha actuado en todo el proceso contra el independentismo. El dirigente republicano ha destacado que la decisión del Supremo, que ignora el fallo del TJUE, "marca un precedente" porque sitúa "los intereses particulares de un estado", España en este caso, "por encima de los de la Unión Europea". 

Añade que con su actuación, Marchena es "la evidencia más clara" de que los condenados en el juicio del 1-O son "presos políticos" y que la democracia en España está "en peligro". "Cuanto más tarden en rectificar, más derechos irán vulnerando y mucho más dura será la caída", ha vaticinado.

Vaticina que ganará "la batalla"

Junqueras ha subrayado que "será necesario continuar la batalla legal en Europa para hacer que se cumpla la justicia europea" y ha asegurado que esta "batalla" la ganará. Para ello está dispuesto a "poner en marcha todas las vías políticas y jurídicas para hacer que se cumpla la justicia europea y se respete la democracia".

Pese a todo, Junqueras ha opinado que la decisión del Supremo no debería afecta la mesa de diálogo entre PSOE y ERC. Sí que opina que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería estar preocupado: "La decisión del Supremo va en contra de la democracia y sitúa al Estado español enfrentado a Europa y a su justicia", ha argumentado. En esta línea, se muestra "convencido" de que el Ejecutivo Sánchez-Iglesias "no quiere iniciar su mandato desobedeciendo Europa".