26 feb 2020

Ir a contenido

NOMBRAMIENTO

Dolores Delgado, nueva fiscal general del Estado

La ministra saliente reemplaza a María José Segarra, que no logró rebajar la acusación de rebelión

Es la primera vez que una extitular de Justicia es nombrada para esta responsabilidad

Ángeles Vázquez

Dolores Delgado será la nueva fiscal general del Estado. / MIGUEL LORENZO / VÍDEO: EUROPA PRESS

La ministra saliente de Justicia, Dolores Delgado, será propuesta por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como nueva fiscala general del Estado, según adelantó la Ser y ha confirmado este diario. Sustituirá en el cargo a María José Segarra, que no logró que los fiscales del 'procés' rebajaran su acusación de rebelión a sedición, como sí hizo el Ejecutivo con la Abogacía del Estado.

Precisamente Delgado se despidió este viernes de la cartera de Justicia destacando su participación en la exhumación de Franco y su papel en la Memoria Histórica, pero sobre todo en que "durante su mandato, la Abogacía del Estado ganó el juicio del 'procés'", pues cambió de criterio y acusó a los líderes independentistas por sedición y no por rebelión. Esa circunstancia motivó que el que había sido responsable de Penal en ese cuerpo durante 16 años con gobiernos de todo signo, Edmundo Bal, fuera relevado de sus funciones y acabara abandonando la Abogacía para incorporarse a Ciudadanos.

El nombramiento de Dolores Delgado, fiscal de carrera, coincide con el compromiso del Gobierno para desjudicializar el conflicto catalán y se presenta como diametralmente opuesto al de su antecesora. Segarra, que aún no tenía la categoría máxima en la carrera fiscal, fue tan respetuosa con las decisiones de sus compañeros que las críticas de algunos sectores le llegaron por no haber conseguido que los fiscales del 'procés' incluyeran, siquiera como pena alternativa, la sedición en su acusación contra los líderes independentistas.

La exministra ya tiene a su favor que no tiene por qué encontrar los problemas que tuvo su antecesora con los fiscales de la máxima categoría del Supremo, porque los principales asuntos pendientes en relación al 'proces', ya corresponderán a los de Catalunya.

Polémica superada

Delgado protagoniza la primera vez que una ministra de Justicia, que, además, resultó elegida diputada en las últimas elecciones, pasa a ser fiscal general de forma automática, algo que es difícil de entender teniendo en cuenta que el estatuto fiscal intenta proteger la autonomía de la carrera respecto al Gobierno que le nombra. Sí hay un antecedente de ministro que asume esta responsabilidad: Javier Moscoso pasó del Ministerio de Presidencia a la Fiscalía General del Estado durante el segundo gobierno de Felipe González. Como Delgado, también él tuvo que dejar el escaño.

En 1990, también durante el gobierno de González, el entonces diputado Leopoldo Torres fue propuesto para fiscal general. Y dos años después, también bajo designio socialista, Eligio Hernández asumió el mando del Ministerio Público después de haber sido delegado del Gobierno en Canarias.  Antes, en la etapa de UCD, saltaron de las cámaras a la Fiscalía Juan Manuel Fanjul y José María Gil-Albert.

El caso de Delgado tiene aún más mérito, porque contaba con el hándicap de haber sido reprobada en el Senado por el episodio que la relacionó con el excomisario José Manuel Villarejo, considerado actor principal de las cloacas del Estado. De hecho en octubre de 2018 el Congreso exigió su dimisión y la moción del PP fue aprobada. Para ello resultaron fundamentales las 83 abstenciones de Podemos y ERC.

Error en campaña

Durante la última campaña, un error por el que Sánchez tuvo que disculparse fue el dar a entender que el Gobierno controlaba a la fiscalía, al igual que hacía con la Abogacía del Estado. El nombramiento de Delgado, recién llegada de la cartera de Justicia, ha causado sorpresa en el ministerio público donde no se recuerda una situación similar, tan difícil de compatibilizar con la autonomía de actuación fiscal.

Y desde el PP, las críticas no han tardado en llegar. Su presidente, Pablo Casado, la ha considerado una ministra más del nuevo ejecutivo y Teodoro García Egea ha dicho en Twitter que los presos de Lledoners, en referencia a los líderes condenados del 'procés', "ya respiran tranquilos".

División ideológica

Delgado siempre ha formado parte de la Unión Progresista de Fiscales. En Onda Cero su portavoz, Teresa Peramato, ha destacado su "altísima" preparación y su perfil, que reúne, en su opinión "todo los requisitos necesarios" para el puesto. "Tenemos que ser conscientes de la alta capacidad que tiene Delgado, que se adaptará perfectamente a cada una de las funciones en cada uno de los momentos en el papel que representa", añadió. Respecto a la principal crítica que recibirá el nombramiento, Peramato ha destacado su "absoluta independencia" y adelantó su "voto de confianza" a que "va a actuar con total independencia, tal como dice el estatuto fiscal".

Desde la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, el nombramiento se ha tomado con mucho más recelo. Su portavoz Cristina Dexeus, ha afirmado que "después del estupor" que le ha causado la noticia, considera que es "una forma muy evidente y plástica de que quieren la fiscalía sometida al Gobierno". Añadió que ya existen dudas relacionados con que cargos políticos revelentes retornen a la carrera sin más. No obstante, recordó que "hay mecanismos para que si un fiscal recibe una orden que no considera procedente o la considera ilegal, pueda oponerse a ella". Agregó que "habrá que ver qué orden se recibe y eso exige también una fortaleza por parte de quien tiene que oponerse a ella”.

Desde los partidos de la derecha, PP, Vox y Ciudadanos han criticado el nombramiento. Pablo Casado ha avanzado que su partido recurrirá la propuesta, un anuncio que ha realizadoa  ante su partido, reunido en la junta directiva nacional, máximo órgano entre congresos. Vox también ha presentado una querella criminal en el Tribunal Supremo contra Sánchez, Delgado y los tres abogados del Estado que firmaron el informe sobre el líder de ERC Oriol Junqueras; que ampliará este lunes tras el nombramiento de Delgado como nueva fiscal general del Estado.