23 feb 2020

Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

Aragonès carga contra el Supremo pero rechaza "abrir las prisiones"

El número dos del Govern tacha de "brexit' judicial" el fallo del alto tribunal que impide a Junqueras ser eurodiputado

Daniel G. Sastre

Pere Aragonès, con otros dirigentes de ERC, en la rueda de prensa de este jueves.

Pere Aragonès, con otros dirigentes de ERC, en la rueda de prensa de este jueves. / EFE / MARTA PÉREZ

La dirección de Esquerra al completo compareció ayer para cargar con contundencia contra la decisión del Tribunal Supremo (TS) de mantener en la cárcel a Oriol Junqueras y negarle el acceso al Parlamento Europeo. Tras avalar con su abstención el martes la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, el partido redobló sus críticas a la justicia española, pero también insistió en que la "vía política" es la única transitable para resolver "el conflicto" catalán.

El vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de Esquerra, Pere Aragonès, calificó la resolución del Supremo de "brexit judicial", porque, en su opinión, la justicia española, "capturada por la derecha conservadora y euroescéptica y la extrema derecha", ha "desacatado y desobedecido" el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del pasado 19 de diciembre y se ha abonado a la "autarquía".

Poco después se expresó en la misma línea el principal interesado. "Hoy el TS ha situado al Estado fuera de la ley europea. En Europa dictaron justicia, en el Estado se dicta cárcel y persecución. Pero la democracia siempre gana. Continuaré luchando por los derechos de los ciudadanos y por la libertad. ¡Persistiremos!", dijo Junqueras en un tuit.

Petición al Parlamento Europeo

ERC abrirá varios frentes para responder a la decisión del Supremo. Por un lado, impugnará el veto "hasta las últimas instancias" judiciales. Por otro, se dirigirá directamente al presidente del Europarlamento, David Sassoli. "Pediremos al Parlamento Europeo la protección de la inmunidad de Junqueras", dijo Aragonés. Esa Cámara incluyó hace unos días en su página web al líder de Esquerra en la lista de eurodiputados, y anoche seguía apareciendo. El partido no quiso concretar qué estrategia concreta seguirá para intentar que esa institución no dé marcha atrás, teniendo en cuenta que la Comsión Europea ya dijo que era el Supremo quien debía aclarar la situación de Junqueras.

Pero todas estas críticas no significan que Esquerra vaya a abandonar la vía pragmática que la ha llevado a dar apoyo –vía abstención- a la investidura de Sánchez. Por eso, Aragonès cargó contra la idea del presidente de la Generalitat, Quim Torra, de ignorar la decisión del Supremo y permitir que Junqueras saliera de la cárcel para asistir a la sesión del Europarlamento del próximo lunes. "Agotaremos todas las vías viables para que el lunes Junqueras esté en Estrasburgo. Lo que no haremos en ningún caso es recurrir a opciones que no son viables, y todo el mundo lo sabe. Abrir las prisiones... en un minuto las volverían a cerrar, y lo haría el Supremo o los propios Mossos d’Esquadra", dijo el vicepresidente de la Generalitat.

La vía del diálogo

Aragonès también defendió que el acuerdo de investidura con el PSOE, que incluye una mesa de diálogo, debe servir para sacar el "conflicto" catalán de los juzgados. "Ahora más que nunca hay que abrir una vía política para resolver el conflicto. Sacar el conflicto de los tribunales y situarlo en una mesa de negociación que culmine con un referéndum", afirmó.

Pero, en cualquier caso, también avisó al nuevo Gobierno de que están esperando que las promesas de la negociación se conviertan en realidades. Por eso el ‘vicepresident’ recordó a los socialistas que "el inmovilismo ya llevó al PSOE a la convocatoria de elecciones, y a su repetición", y que "si quieren dar continuidad" a la legislatura deben cumplir lo pactado.

Los principales dirigentes de Junts per Catalunya no introdujeron tantos matices en sus críticas. Para el presidente de la Generalitat, Quim Torra, Junqueras debe estar el lunes en Estrasburgo pese a la decisión del Supremo, que "conculca" los derechos de miles de catalanes. Para el 'expresident' Carles Puigdemont, "Junqueras es eurodiputado y acabará ejerciendo, y quien puede quedar inhabilitado es un Estado que permite una desobediencia tan flagrante de los tribunales europeos".

Mientras que la Moncloa y el PSOE guardaron silencio y el PP y Ciudadanos se felicitaron por la decisión, las asociaciones independentistas anunciaron protestas contra la decisión del Supremo. Òmnium reclamó "esta vez sí" una respuesta unitaria del soberanismo, y la ANC ha convocado una manifestación para el próximo lunes a las puertas del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya.