11 ago 2020

Ir a contenido

investidura

Sánchez no logra mayoría absoluta y confía en conseguir más 'síes' que 'noes' el martes

Este mediodía 166 diputados han votado a favor, 165 en contra y 18 se han abstenido

El candidato del PSOE llega al decisivo día 7 con un número de respaldos muy ajustado

Pilar Santos

Pedro Sánchez no logra la mayoría para ser investido en primera votación. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EFE

Como estaba previsto, Pedro Sánchez ha perdido este domingo la primera votación en el Congreso para ser investido presidente al no lograr mayoría absoluta (176 apoyos). El resultado ha sido el siguiente: 166 diputados se han pronunciado a favor; 165, en contra, y ha habido 18 abstenciones. El martes se producirá la segunda votación, en la que el candidato del PSOE ya solo necesitará mayoría simple -más 'síes' que 'noes'- para su reelección. 

En el recuento este mediodía se han sumado 349 votos y no 350, el número total de diputados, porque ha faltado la parlamentaria de En Comú Podem Aina Vidal por enfermedad, pero prevé acudir al Congreso la semana que viene. Vidal podría haber votado de forma telemática, como ha hecho Íñigo Barandiaran, del PNV, pero no registró a tiempo su petición.

Sánchez no duda sobre si será investido el martes: ¡Claro, hombre!. / MANU FERNÁNDEZ / AP / VÍDEO: EFE

El secretario general del PSOE llegará a esa decisiva segunda votación del martes con un racimo de pactos que es muy endeble167 diputados a favor; 165, en contra, y 18 abstenciones. En el primer bloque se incluyen los grupos del PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Nueva Canarias, BNG y Teruel Existe. En el segundo, los que han asegurado que rechazarán la candidatura del PSOE están el PP, Vox, Ciudadanos, Junts per Catalunya, UPN, CUP, Coalición Canaria, Foro Asturias y Partido Regionalista de Cantabria. Los 18 que han comprometido su abstención son los parlamentarios de ERC y Bildu. 

Un hemiciclo embarrado

El debate de investidura, que se inició el sábado a las nueve de la mañana y ha concluido pasadas las doce del mediodía, ha sido un aperitivo de lo que se puede esperar, lamentablemente, esta legislatura: bronca y con choques verbales entre la bancada de las derechas y los independentistas nacionalistas. Sánchez se ha defendido como ha podido de los ataques que le han llegado durante las más de 15 horas de debate por sus acuerdos con ERC y su Gobierno de coalición con Podemos. Esta mañana, el debate se ha embarrado cuando ha intervenido la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua y los diputados de PP, Vox y Ciudadanos han empezado a increparla. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha tenido que intervenir en varias ocasiones para llamar al orden y recordar que en una democracia plena hay que garantizar la libertad de expresión.

Mientras en los pasillos del Congreso, los chascarrillos se centraban en un posible 'tamayazo', en referencia a los dos casos de transfuguismo que se produjeron en la Comunidad de Madrid en 2003 para impedir la investidura del Rafael Simancas (PSOE). La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, preguntó ayer en su intervención a la bancada socialista si "no hay ningún valiente" para oponerse a la hoja de ruta de su líder, una invitación a romper la disciplina de partido muy criticada por Sánchez.

La segunda votación no se puede producir hasta pasadas las 48 horas, así que los 350 diputados han sido convocados a las doce del mediodíaEsa jornada, el candidato defenderá de nuevo su posición y cada grupo tendrá cinco minutos para fijar su opinión. Entonces llegará el escrutinio decisivo.