24 feb 2020

Ir a contenido

investidura de pedro sánchez

"Mi aita también estaría feliz": el mensaje de dos víctimas de ETA a Casado

Jiménez Becerril y dos diputados de Vox que abandonaron el pleno, la otra cara de la moneda

El Periódico

Pablo Casado en el debate de investidura.

Pablo Casado en el debate de investidura. / DAVID CASTRO

La intervención de la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, en la segunda sesión del debate de investidura, ha generado una sonora trifulca este domingo por sus alusiones a Arnaldo Otegi, que han causado protestas entre los diputados de la derecha.

"Vosotros nos matabais a nosotros", le llegó a recriminar el presidente del PP, Pablo Casado; mientras que su diputada Teresa Jiménez Becerril (hermana de Alberto Jiménez-Beceril, concejal del PP en Sevilla asesinado por ETA junto a su esposa en 1998) criticaba al PSOE. Desde Twitter, Jiménez Becerril pedía también que "algún socialista con memoria y dignidad impida este gobierno ruin".  

Sin embargo, no ha sido la única familiar de víctima del terrorismo de ETA que se ha pronunciado en esta red social: dos hijos de víctimas de ETA han afeado la postura de Casado a través de la plataforma de 'microblogging'. 

"Su opinión es tan válida como la mía, hijo de socialista asesinado por ETA a quien tanto nombra Casado. Y me hace feliz que ETA no exista, que tengamos un gobierno de izquierdas en España, y que se encare el problema catalán desde el diálogo. Mi padre pensaría lo mismo. Fin", ha escrito Josu Elespe, hijo de Froilán Elespe, edil socialista asesinado en Lasarte en 2001.

En la misma línea se ha expresado María Jauregui, hija de Juan Maria Jauregi, dirigente socialista asesinado en Tolosa en el año 2000: "Mi aita también estaría feliz".

Dos víctimas más en Vox 

Además de Jiménez Becerril, otros dos parlamentarios son víctimas del terrorismo. En concreto, Vox tiene en su nómina de diputados otros dos. Este domingo, Santiago Abascal y sus dos aforados con familiares asesinados por ETA abandonaron el Pleno mientras intervenía Aizpurua. 

En este partido hay dos con asesinados por la banda criminal ETA, el que fuera presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) entre 2004 y 2008, Francisco José Alcaraz, que perdió a un hermano y dos sobrinas en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza de 1987, y el balear Antonio Salvá, padre de un guardia civil asesinado en el último atentado mortal de ETA.